Lena Horne murió a los 92 años

Pionera negra en Hollywood, falleció el domingo en una clínica de Nueva York.





#

Nueva York

Si en lugar de en 1917 hubiera nacido unas décadas después, Lena Horne habría triunfado rápidamente en Hollywood. Con su belleza y su expresiva voz hizo historia al ser la primera actriz negra contratada por un estudio de la meca del cine. Sin embargo, el color de su piel frenó lo que podría haber sido un ascenso vertiginoso como el de Ava Gardner, Rita Hayworth y Ginger Rogers.

Horne murió en la tarde del domingo a la edad de 92 años en una clínica de Nueva York, según informó su nuero, Kevin Buckley, citado hoy por “The New York Times”.

Ya a los 16 años, esta neoyorquina cantó sobre el escenario del mítico Cotton Club de Harlem, donde los negros actuaban entonces ante un público totalmente blanco. En Hollywood se convirtió en pionera al ser la primera actriz negra que firmó un contrato a largo plazo con los estudios MGM. A principios de los 40 participó en musicales como “Cabin in the Sky”, “Stormy Weather” o “Ziegfeld Follies”. Pero cuando la MGM presentó en 1951 su gran musical “Show Boat” sobre los estados sureños, el papel protagonista no fue para Horne, sino para Ava Gardner, aunque ésta ni siquiera era capaz de cantar.

En sus películas, Horne realizó siempre interpretaciones cuidadosamente orquestadas: aparecía muy sensual y cantaba, pero se comunicaba poco con el resto de actores. Y cuando las cintas se mostraban en el sur, sus apariciones eran cortadas. Nunca logró un gran éxito en Hollywood que le permitiera interpretar papeles significativos. “Pensaban que el público aún no estaba preparado”, dijo Horne en 2005 a la revista “People”. “No sabían qué hacer conmigo. Así que no hacían nada”, lamentaba sobre la negativa de los estudios a entregarle papeles importantes. Así, en los años 50 abandonó “amargamente” Hollywood, confesó.

Su primer matrimonio fracasó en 1938, después de que nacieran sus dos hijos. Aproximadamente diez años después se casó con el director y pianista blanco Lennie Hayton. La pareja contrajo matrimonio en secreto en Francia, pues en aquel entonces en California aún estaban prohibidas las bodas entre personas de distinta raza. “Lo hice con total sangre fría”, dijo. Él podría llevarme donde a ningún hombre negro le estaba permitido. Pero pronto aprendí a amarlo”. Hayton murió tras 24 años de matrimonio. Poco después falleció el padre de Horne, y después su hijo.

Después, volvió a actuar en dos ocasiones ante las cámaras hollywoodienses: en el western “Death of a Gunfighter” interpretó a la amante de Richard Widmark (1969) y en 1979, junto con Diana Ross y Michael Jackson para el musical “The Wiz”, de Sidney Lumet. Cuando a los 63 años presentó primero en Broadway y luego en varios países del mundo su espectáculo “Lena Horne: The Lady and Her Music”, los críticos seguían describiéndola como “aún increíblemente guapa”.

Como cantante de jazz siguió grabando discos hasta entrados los años 90. En 1996 se alzó con un Grammy a la mejor cantante de jazz por “An Evening With Lena Horne”. Sus actuaciones en Broadway le valieron un Tony y también recibió un doctorado de honor por la Universidad de Harvard. “Aquello fue lo más grande que me ha pasado en la vida”, dijo entonces.

Su amistad con el actor negro y defensor de los derechos humanos Paul Robeson fue el comienzo de su propia e intensiva participación en campañas contra la discriminación racial. Se manifestó con Martin Luther King, exigió en numerosos discursos el derecho al voto para los afroamericanos y, junto con Harry Belanfonte, ofreció varios conciertos por la igualdad de razas.

Agencia DPA


Comentarios


Lena Horne murió a los 92 años