Lenta y engorrosa designación de jueces rionegrinos

La Magistratura no cerró ninguna en un año y medio. Todo esto genera retrasos en muchas causas.



VIEDMA (AV).- La justicia rionegrina registra una treintena de vacantes, incluyendo a once jueces, con igual cantidad de nombramientos pendientes para fiscales y defensores públicos.

El Consejo de la Magistratura no logró ninguna designación en el último año y medio. En ese periodo, la vigencia del nuevo esquema de nombramientos se transformó en un trámite fatigoso por los múltiples pasos examinadores.

El cuestionamiento a la Justicia derivó -últimamente- en la demora de diferentes causas, exponiéndose las vacantes en distintos tribunales.

En un informe requerido por “Río Negro”, la Justicia admite que no existió ningún nombramiento con el “procedimiento de concursos de antecedentes y de oposición”, aprobado en la última reforma a la ley 2.434, promulgada en enero del año pasado.

Las designaciones pendientes son la del Fiscal y la del Defensor General, el Secretario de Superintendencia, diez jueces de primera instancia (nueve que figuran en la lista judicial y un décimo por una reciente creación legislativa para Villa Regina), un camarista penal, seis fiscales (dos de Cámara), cinco defensores y otros cinco cargos de secretarios.

En 24 vacantes, los concursos están en trámites. Por ejemplo, los nombramientos del Fiscal y Defensor General, y el Secretario de Superintendencia. Son figuras nuevas en el Poder Judicial. Se está en los exámenes psicofísicos, restando en el informe de la Junta Médica.

En abril, las comisiones evaluadoras ya calificaron a los postulantes y a fines de agosto serán los exámenes de oposición.

Viedma espera a tres jueces. Primero se debe designar al de Primera Instancia Civil, Comercial y de Minería, en reemplazo del renunciado Alejandro Moldes. Se realizaron exámenes psicofísicos y se evaluó a los candidatos, y el 27 de agosto se cumplirá con el examen de oposición.

Todavía sin concursos, otros dos magistrados faltan designar para los tribunales capitalinos: uno para el nuevo juzgado de Familia (creado por ley 4.333), y otro para el Juzgado de Ejecución Penal (ley 3008).

Roca tiene pendiente a dos magistrados. Se tramita el nombramiento de un juez de Ejecución Penal N° 10. El examen de oposición está programado para el 15 de octubre. También figura la elección de un camarista penal, cuya inscripción se cerró recientemente.

Otro cinco cargos vacantes en los tribunales roquenses: dos fiscales (uno de Cámara), dos defensores y un secretario para el juzgado penal N°6. En todos los casos, el análisis de oposición se cumplirá en agosto y setiembre.

Faltan dos jueces en Villa Regina. La inscripción para el cargo de juez de Instrucción N° 20 se habría postergado porque el mismo fue recientemente desdoblado.


Comentarios


Lenta y engorrosa designación de jueces rionegrinos