Lentamente comienzan a normalizarse los vuelos en Aeroparque

Tras la complicada jornada de ayer en la terminal aérea por causa del mal clima en Buenos Aires, persisten algunos retrasos por las reprogramaciones de los servicios

Luego de un día de demoras y suspensiones en el Aeroparque Jorge Newbery debido al mal clima y a un incidente entre un pasajero y un empleado aeronáutico, lentamente comienzan a normalizarse los despegues como consecuencia de los servicios reprogramados ayer.

En plena víspera de fin de semana largo, el clima se tornó en contra de las miles de personas que eligieron medios aéreos para alejarse de la Ciudad de Buenos Aires. Con 26 vuelos cancelados y más de 50 servicios reprogramados, los ánimos se agitaron en las terminales.

Si bien la causa de las cancelaciones y modificaciones en el cronograma de servicios de cabotaje fueron las fuertes lluvias y el viento, el caos de la jornada se intensificó cuando se produjo un cese de actividades de los gremios aeronáuticos por un incidente entre un empleado y un pasajero.

El secretario general adjunto de la Asociación de Personal Aeronáutico, Rafael Mella, hizo una aclaración respecto de los rumores que adjudicaban la suspensión a una medida gremial: “Acá no hay ningún paro, los vuelos están siendo afectados por climatología y en algún momento se irán reprogramando”, dijo, y añadió que el conflicto originado en Aeroparque “fue culpa de un pasajero que agredió al personal de Aerolíneas”.

Aunque a partir de las 19 de ayer comenzaron a funcionar los servicios de cabotaje que habían sido reprogramados desde las primeras horas de la mañana, por la noche continuaban las demoras, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, emitió un comunicado, en el que pidió “prudencia en los reclamos” a los pasajeros de los vuelos cancelados.

“Le pedimos a la gente que conserve la calma. Si un vuelo no puede salir porque hay clima adverso, no se arregla nada pegándole a un trabajador”, dio. También ratificó que el conflicto en Aeroparque “se generó por culpa de un pasajero que viajaba a Punta del Este, que enloqueció cuando se enteró que por razones climatológicas no podía viajar en el horario programado”.

Además, aseguró: “Nosotros velamos por la seguridad de cada uno de nuestros pasajeros y de ninguna manera vamos a poner en riesgo la seguridad de un vuelo, por más que uno o varios pasajeros no lo comprendan”.

Fuente: La nación.com.ar


Comentarios


Lentamente comienzan a normalizarse los vuelos en Aeroparque