Lento pero implacable se viene Araca la Barda

El grupo de actores neuquinos empezó el año con los motores a máxima velocidad. Luego de representar a Neuquén en el Festival Nacional de Teatro en Buenos Aires, reestrenaron dos obras magníficas. Y ahora trabajan incansablemente para estrenar una comedia y una pieza para disfrutar en familia. El elenco busca un espacio, un escenario para continuar el trabajo cultural que desde hace años marca la diferencia en el teatro de la región.

NEUQUEN (AN).- El grupo de actores neuquinos Araca la Barda arrancó el año con todo. Luego de participar del Festival Nacional de Teatro donde obtuvieron una mención especial, repusieron dos obras con gran asistencia de público y ahora se arremangan y preparan para estrenar a partir del mes próximo dos obras.

El fin de semana pasado, Gustavo Azar, Dardo Sánchez y Javier Santanera se subieron al escenario para reestrenar "Un simio oscuro", de María Rosa Pfeiffer. Una obra que habla sobre los argentinos, su idiosincrasia, aspiraciones y deseos frustrados y del valor de la amistad; todo mechado con mucho humor y canciones.

Posteriormente, Laura Ratto y Lala Vega se vistieron para presentar "Las preciosas ridículas", obra en la que fueron acompañadas pro Javier Santanera y Gustavo Azar. Esta pieza de Molière gira en torno de las apariencias y las pretensiones, muestra cómo las preciosas son burladas justamente por su afición a creer en lo que se "debe ser", a juicio de los códigos culturales y estéticos de la época.

"Estas obras fueron estrenadas el año pasado y tuvieron una importante concurrencia de público y una buena aceptación, por eso decidimos para iniciar este año reponerlas. Somo un elenco que nos caracterizamos por una apuesta permanente al público de Neuquén, creemos que la permanencia y la continuidad de las obras, hace que la gente se vaya acercando más al teatro y paralelamente, se gana un público nuevo", comentó Lala Vega, una de las actrices miembro de Araca la Barda.

Con salas llenas y entradas agotadas, este elenco aún respira la satisfacción del fin de semana cuando pusieron en cartel "Un simio oscuro" y "Las preciosas ridículas". Dueños de un espíritu incansable e inquieto, estos actores neuquinos saben que a fuerza de constancia, tesón y el "no parar nunca" se obtienen los mejores resultados:por eso ya están preparando un nuevo paquete de obras para subir al escenario.

Si bien, los detalles prefieren dejarlos para más adelante, cuando la pieza esté más encaminada. Lala Vega adelantó que una de las obras será "El nono dice no", de Ariel Bachilón, y la otra será una propuesta destinada a todo público, a la familia. Ambas se presentarán a partir del mes próximo.

"Todo lo nuestro pasa por el teatro, pensamos en teatro y por eso queremos para este año una programación colmada, sin espacios vacíos, sin treguas y en eso estamos trabajando duro", aseguró la "preciosa ridícula".

La temporada de este año se avisora complicada debido a la gran cantidad de elencos que existen en la cuidad y el eterno problema de la falta de salas adecuadas para las presentaciones teatrales. "Sin embargo, estamos buscando la manera de ir acomodándonos y buscando nuevos espacio alternativos para no parar la producción", agregó Lala.

Lala Vega, junto a Gustavo Azar viajaron a fines del mes pasado a Buenos Aires para presentar "Miradas que matan", la obra que representó a Neuquén en el Festival Nacional de Teatro. La actriz neuquina recibió la mención especial a la actuación femenina, cuando la emoción ya estaba desbordada por las excelentes críticas que sus pares realizaron sobre la obra. Doble emoción, doble orgullo y la responsabilidad de seguir.

"Siempre confiamos mucho en este espectáculo y en nuestro trabajo. Sabíamos que llevábamos un muy buen trabajo, pero la sorpresa y el orgullo fue enorme cuando realizaron la devolución. Escuchar que tu trabajo es bueno y saber que lo reconocen, es el mejor incentivo que uno puede recibir para sentir ganas de seguir haciendo cosas y hacerlas cada vez mejor.

Araca La Barda es un elenco que caracteriza desde sus orígenes por dedicarse casi de lleno al humor. Incursiona en las diferentes variantes del humor, prueba todos sus estilos, desde la parodia, el humor intelectual hasta el humor negro, oscuro.

"Hacemos humor por varias razones, porque nos surge desde las entrañas, porque nos gusta, porque nos divierte, porque nos identifica, porque no podríamos hacer otra cosa, porque es sano para el espectador y sano para el actor. Porque sí y ¿por qué no? El humor es un género que no mucha gente hace, no es tan fácil como muchos imagina, pero es fascinante y se pueden explorar muchas cosas con él", confirmó Lala.

Araca la Barda se las trae, en tono de humor.


Comentarios


Lento pero implacable se viene Araca la Barda