Letra y música para descubrir a la gente

Silvina Chediek mantiene una propuesta amena en el cable.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los invitados al programa “Letra y música” conducido por Silvina Chediek disfrutan de una distendida charla mientras el público va conociendo a fondo al entrevistado. El cable lo transmite por Canal á de lunes a viernes a las 12, 17.30, 00.30 y 06.

Con la soltura que le otorga su experiencia en la profesión y un estilo que la caracteriza, Chediek mantiene un diálogo entretenido condimentado con acordes de guitarra que en la mayoría de las ocasiones invitan al canto.

No pasa inadvertida la sensación de que se siente a gusto. Lo transmite desde la postura corporal hasta en la forma de encarar la charla durante la cual pone de manifiesto un cuidado trabajo de producción.

Respondiendo “las 40” en la Revista del diario “La Nación” Silvina Chediek aceptó que la televisión le da placidez. “Estar ahí charlando y con la guitarra de Esteban Morgado es puro placer”.

En el mismo espacio reconoció que como a casi cualquier periodista, y con más razón si se trata de un programa televisivo, le desespera que el invitado conteste con monosílabos, “que no se entregue, como diciendo “yo estoy para otra cosa”. Por suerte me pasó pocas veces”.

Y queda demostrado en las emisiones diarias que el clima imperante en el estudio parece contribuir mucho a contagiar esa placidez de la que hablaba.

Frente a frente en un sillón, entrevistado y conductora van repasando la vida del invitado en primer lugar y también aspectos de la vida de Chediek que en algunos momentos de la charla parece aflorar naturalmente.

Otro de los invitados de lujo a los encuentros es la música que va sirviendo de hilo conductor de la conversación o para actualizar algún recuerdo. Es que el sonido comparte con los olores esa notable capacidad de atraerlos.

El público, agradecido por la posibilidad de escuchar buena música y conocer, o al menos entrever, qué sentimientos moviliza en cada uno de los protagonistas.

Las preguntas resultan oportunas, no molestan ni interrumpen, y, lo que resulta más raro aún en el medio, no son un recurso de la conductora para dejar sentados sus propios conocimientos sino que están destinadas a hilvanar una conversación que a todas luces resulta provechosa para el espectador.


Comentarios


Letra y música para descubrir a la gente