Levantaron el corte de ruta por la falta de agua

Recién mañana volverá el servicio a Cutral Co.



CUTRAL CO (ACC).- Un grupo de vecinos, la mayoría residentes en los barrios más castigados por la falta de agua decidieron ayer al mediodía cortar la ruta nacional 22 a la altura del aeropuerto para protestar por la angustiante situación. Pasadas las 20 y ante el compromiso ofrecido por funcionarios de la comuna y del EPAS que arribaron aquí, levantaron el bloqueo. Se estima que recién mañana por la mañana se normalizará el problema.

La paciencia de los habitantes que residen en los barrios más críticos se acabó y ayer a pesar del sol implacable, se desplazaron primero hasta la altura del barrio General San Martín y luego para evitar que los camiones, colectivos y automóviles buscaran ingresos alternativos, se trasladaron aún más al oeste, pasando el aeropuerto en inmediaciones al ingreso de una empresa petrolera y cortaron la ruta. No hubo quema de cubiertas sino que los manifestantes se hicieron de bidones y botellas plásticas vacías con las golpeaban para hacer oir sus demandas de agua.

Mientras esto ocurría en Cutral Co, en Neuquén el gobierno provincial a través del ministro de Empresas Públicas Alfredo Esteves le endilgó al municipio de Eduardo Benítez la responsabilidad de la situación por la falta de “inversión” en el sistema de distribución.

Dijo que el EPAS está dispuesto a cederle la administración de acueducto a la comuna o bien, el organismo aceptaría hacerse cargo de la distribución del servicio. No hizo lo mismo con Huincul, donde gobierna la emepenista Silvia De Otaño, de quien señaló que “sí se realizaron las inversiones”.

El jefe comunal, sostuvo ayer en diálogo con “Río Negro” evitó responderle al funcionario porque “la prioridad ahora es la gente y es la mayor preocupación”. Sólo se limitó a señalar que hará “todo lo posible para solucionar este problema”.

En tanto, en la ruta, los vecinos no dejaban de hacer oir sus quejas. “No se puede vivir así. Soy de las 450 Viviendas (Belgrano) y hace 14 días que no tenemos agua. Somos seres humanos, no nos discriminen y estamos cansados que nos discriminen”, dijo un indignado vecino. Las señoras, muchas de las que fueron con sus hijos, sostenían que “estamos cansadas de mentiras, nos dicen que hoy que mañana y así seguimos”.

La rotura de una de las dos bombas sobre el río Neuquén y el tiempo que implica su reparación obligó al funcionamiento de un sólo equipo. Esto significó la merma en la cantidad de agua para potabilizar desde la planta que opera el EPAS en la meseta Buena Esperanza, a unos 40 kilómetros de la localidad. Desde el organismo se sostiene que se envía un promedio de 450 litros de líquido por habitante diarios.

Esta cifra fue refutada por los vecinos de este sector que indican que no les llega el agua a sus hogares. La baja presión del líquido se con

vierte en un verdadero problema a la hora de sortear la cota de terreno más alta y las edificaciones por lo que se reciente el servicio.

El grupo de manifestantes fue advertido por la policía acerca de la comisión del delito que implica interrumpir una ruta nacional. Sin embargo, los vecinos dejaron en claro que no se moverían hasta que algún funcionario les ofreciera una respuesta. Se impidió el paso de todo tipo de transporte, en especial los camiones, pero no a los colectivos de media distancia hacer el trasbordo de los pasajeros. Pasadas las 20 y tras un diálogo de más de una hora entre los manifestantes y los funcionarios de Cutral Co, ediles de Huincul y del EPAS, se acordó levantar la medida de fuerza. Se les prometió priorizar la entrega de agua a los barrios más críticos.

Esteves: “El responsable es Benítez”

NEUQUEN (AN).- El ministro de Empresas Públicas, Alfredo Esteves, contraatacó con virulencia al intendente de Cutral Co, Eduardo Benítez, lo responsabilizó por la falta de agua que padecen los barrios de aquella ciudad por no haber realizado inversiones para mantener o renovar la red domiciliaria y le propuso que se haga cargo del acueducto -que trae el líquido desde el río Neuquén- o que le ceda a la provincia la distribución en la localidad.

Junto al subsecretario de su ministerio, Rodolfo Laffitte, y el presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), el ministro dio una conferencia de prensa para deslindar responsabilidades. “El problema no es la bomba, sino la red de distribución, que no depende de nosotros sino de la intendencia”, señaló.

El funcionario dijo que aún cuando no es competencia de la administración provincial, se hacen todas las gestiones para solucionar el problema. “De todas maneras estamos garantizando 450 litros de agua, por día y por persona”, añadió.

Después de fustigar a Benítez por su discurso confrontativo y responsabilizar a la provincia de la situación, Esteves dijo que le ofrecen al intendente que se haga cargo del acueducto para el transporte del agua hasta su ciudad y “si no acepta le ofrecemos que nos transfiera el sistema de distribución en los barrios”.

Los funcionarios provinciales dijeron que el problema de fondo en Cutral Co es que no se hacen las inversiones necesarias para atender el servicio acorde a la demanda. Recordó que de $12.000.000 que el municipio recibe de coparticipación sólo le destina a la red unos $40.000. Otro aspecto central es que en esa localidad como en Plaza Huincul, no se cobra el servicio y por ende no se generan recursos para inversiones.


Comentarios


Levantaron el corte de ruta por la falta de agua