Leve mejora de la actividad industrial

Luego de cinco meses de caída creció en junio 1% en la medición desestacionalizada y 0,6% en la que evalúa la estacionalidad. Se debe al fuerte incremento de la industria alimenticia alimentos y la atenuación de la caída de la automotríz.



La producción industrial en junio creció por primera vez en el año luego de cinco meses de caída, impulsada por una fuerte suba en la industria alimenticia y una desaceleración en la contracción del sector automotor, según información oficial.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que en junio la actividad manufacturera respecto a igual mes del año pasado mejoró 1 por ciento en la medición desestacionalizada y 0,6 por ciento en la que evalúa la estacionalidad. Si se compara con mayo hubo bajas de 0,6 y 4,4 por ciento respectivamente.

Con este resultado el primer semestre cerró con disminuciones de 1,4 por ciento en la serie desestacionalizada y de 1,5 con estacionalidad. La expansión respecto de junio del año pasado se basó en un fuerte incremento de 21,5 por ciento en la industria alimenticia y un tasa de caída en la industria automotriz que se redujo al 12,1 por ciento, desde contracciones que superaban el 20 por ciento.

En la industria alimenticia se destacó el avance de 43,9 por ciento en molienda de cereales y oleaginosas, de 38,6 por ciento en carnes rojas, de 22,5 por ciento en azúcares y productos de confitería y de 16,9 por ciento en carnes blancas. Cabe recordar que en junio del año pasado la producción agropecuaria se había frenado por el conflicto con el Gobierno ante la resolución 125.

La industria automotriz atenuó su caída, dado que en mayo la debacle interanual había sido de 20,7 por ciento, en abril de 29,8 por ciento, en marzo de 18,8 por ciento, en febrero de 48,8 por ciento y en enero de 34,6 por ciento.

Entre los sectores en alza también se apuntó la producción de productos químicos que aumentó 15 por ciento, sosteniendo el saldo semestral con una variación positiva de 10,2 por ciento.

El grupo de empresas que se dedica a la elaboración de materiales para la construcción tuvo un avance de 4 por ciento, lo que revirtió la tendencia y le permitió al sector cerrar el primer tramo del año con un crecimiento de 4,2 por ciento.

En cambio, el sector metalúrgico continuó en caída, con una disminución de su producción de 29 por ciento. En esta rama la más afectada fue la de acero crudo, cuya producción disminuyó 35,8 por ciento, mientras que la de aluminio subió 4,5 por ciento.

La industria textil se anotó con una fuerte baja de 13 por ciento, que mantuvo el promedio semestral con una contracción de 13,2 por ciento. La refinación de petróleo cedió otro escalón y mostró una caída de 1,2 por ciento. En los primeros seis meses acumuló una disminución de 4,2 por ciento.

DyN


Comentarios


Leve mejora de la actividad industrial