Lezcano suena como jefe de Policía

Se trata de un comisario inspector retirado que está por recibirse de abogado. Su nombre es barajado insistentemente en fuentes del MPN. La futura subsecretaria de Seguridad y Justicia, Alicia Comelli, explicó las bases del proyecto que manejará el próximo gobierno. Sin embargo, no quiso confirmar el nombre del reemplazante de Marcelo Jaureguiberry.



NEUQUEN – El futuro gobierno de Jorge Sobisch encarará un plan de prevención de los conflictos y del delito, e intentará introducir criterios de democracia en la Policía provincial. En este modelo encaja Juan Carlos Lezcano, un comisario inspector retirado que está a punto de recibirse de abogado, cuyo nombre fue insistentemente mencionado por fuentes del MPN como posible reemplazante de Marcelo Jaureguiberry en la jefatura de la fuerza.

Once días después de las elecciones que llevaron nuevamente a Sobisch al gobierno, los principales nombres del futuro gabinete ya se conocen. En el ministerio de Gobierno, por ejemplo, estará al frente Jorge Gorosito, que tendrá como subsecretaria de Seguridad y Justicia a Alicia Comelli, actual asesora del bloque sobischista en la Legislatura.

Fue, precisamente, Comelli quien explicó las bases de la política de seguridad del nuevo gobierno, pero -al igual que Gorosito- no quiso adelantar el nombre del futuro jefe de policía. En su caso, porque se trata -dijo- de una decisión política que no tomará ella sino Sobisch.

El nombre de Lezcano fue mencionado como el candidato a jefe de policía por -al menos- media docena de dirigentes de primera línea del sobischismo antes y después de la elección del pasado 26 de septiembre.

Lezcano formó parte de la plana mayor de la Policía neuquina bajo la administración anterior de Sobisch. Cuando asumió Felipe Sapag y, con él, Jaureguiberry, pidió el retiro con el grado de comisario inspector.

Se dedicó entonces a estudiar abogacía. Con poco menos de 50 años, a Lezcano le faltan sólo seis materias para recibirse.

Hace cerca de dos años que participa de los equipos técnicos del sobischismo, en el área de seguridad, que coordina Comelli.

Desde San Martín de los Andes, donde participa de un congreso de Derecho Procesal, la futura funcionaria anunció que la principal actividad de su cartera será “crear canales institucionales para encauzar la conflictividad social y revertir la sensación de inseguridad ciudadana”. “El sistema en el que se piensa apunta a una articulación democrática, participativa y solidaria entre la sociedad civil y el Estado”, abundó Comelli.

Reafirmó además lo que el sobischismo escribió en la plataforma electoral: “es necesario redefinir el rol de la policía, hacia una fuerza más democrática, eficaz, eficiente y con mayor proximidad con la comunidad”.

Los equipos técnicos del sobischismo encontraron que la policía neuquina tiene un fuerte sesgo militarista en su organización interna, y están dispuestos a democratizarla.

Junto con este cambio, Comelli anunció que el próximo gobierno planea introducir otros en la policía, como un fuerte programa de capacitación y equipamiento de investigación.

El concepto de “canales institucionales de diálogo” lleva implícito el reconocimiento de un alto grado de conflicto social, que el nuevo gobierno -dijo Comelli- está dispuesto a revertir. En este caso, mencionó como ejemplo el enfrentamiento entre el Estado y los gremios que representan a sus empleados.


Comentarios


Lezcano suena como jefe de Policía