Liberan a Moria Casán pero piden detener a Garbellano, su socio

“Está todo bien y la fiscal me dio la libertad. A mí no me afecta nada. El que nada debe, nada teme. Soy una mujer honesta” dijo a su salida. Garbellano, vive en Paraguay y tiene antecedes de coacción y amenazas en Argentina.





Moria Casán quedó en libertad tras haber sido demorada ayer en la Comisaría de la Mujer en Asunción, al ser sospechada por el destino de unas joyas que le fueron entregadas para lucir en un show, en tanto la justicia ordenó la detención de su amigo y socio Luciano Garbellano.

La vedette participó el viernes en el Centro de Convenciones de la Conmebol, organizado en la capital paraguaya, al presentar su espectáculo Moria Fashion Show y aseguró haber recibido mil dólares por lucir esas joyas.

Esta mañana, a la salida del Ministerio Público, Casán aseguró que “está todo bien y la fiscal me dio la libertad, A mí no me afecta nada. El que nada debe, nada teme. Soy una mujer honesta”.

“Terminé de trabajar, puse mis joyas en una caja, empezó a entrar gente que me vino a saludar y las cosas desaparecieron”, comentó a propósito de lo ocurrido, según informan los diarios ABC Color y Ultima Hora del Paraguay en sus versiones online.

Sin embargo no se trata de un caso cerrado, sino de uno que se inicia, ya que la jueza de instrucción María Celeste Campos Ros ordenó la detención de su amigo y socio Luciano Garbellano (que vive en el Paraguay), con antecedentes de coacción y amenazas en la Argentina.

A punto de embarcar con rumbo a Buenos Aires, Casán vivió un incidente en el aeropuerto, según informaron testigos ocasionales, al serle requeridas unas joyas valuadas en 82.000 dólares que lució en el show y que aún no habían sido devueltas.

La denuncia fue hecha por Juan Armando Benítez, propietario de Armando Joyas, en referencia a la gargantilla y los aretes de brillantes y zafiros, que informaron no estaban asegurados y siguen sin aparecer.

Desde entonces, desde su cuenta de Twitter, la diva lanzó breves comentarios acerca del hecho al que restó importancia, y de su estancia en el ámbito policial, incluso acompañados por fotos, sin excepción con muy buen sentido del humor.

Por ejemplo: “las joyas son para adornar cuellos sin gracia! mis joyas son mi escote, mis dos lolas y mi cerebro!!!”, aseguró la actriz que el mes entrante cumplirá 66 años.

También dijo que “No me gustan las joyas, no soy Isabel la Católica, me gusta la inteligencia, el sentido del humor, la nobleza, la lealtad…”, terminando con el aguante que por la red social hizo Maxi Cardaci, su agente de relaciones públicas.

Tras la larga estadía de Casán en la Comisaría de la Mujer y el Ministerio Público, Moria se marchó con rumbo a la casa de la modelo Larisa Riquelme, su amiga.

“Mi imagen no me la mancha nadie”, señaló la actriz que prepara, la pieza “Tres vidas”, de José María Muscari, que coprotagoniza con su hija Sofía Gala, y agregó que “me impresiona mi fama y mi éxito y esa joya berreta me agarró alergia en el escote”.

Su último tuit dice “Agradezco nuevamente al Dr. Carmelo Martinez, al Dr. Jorge Ojeda y al Dr. Victor Gulino. A la familia de Larissa Riquelme”.

La vedette tiene previsto regresar hoy a las 18 a la Argentina por la empresa Sol Paaguaya, con Aldo Alexis “Galo” Sotto, su asistente, para cumplir, mañana, con su participación como jurado en el Bailando 2012, del ciclo Showmatch de Marcelo Tinelli.

Agencia Télam


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Liberan a Moria Casán pero piden detener a Garbellano, su socio