Liberaron a una joven de violentos secuestradores

Enviaron un video con los golpes que recibía la víctima.

BUENOS AIRES (DyN).- Una joven que permanecía secuestrada desde el viernes, cuando fue interceptada en la zona porteña de Abasto, fue liberada ayer a la madrugada en una quinta del partido bonaerense de Escobar por la Policía Federal, que detuvo a doce personas, diez de ellas de nacionalidad peruana.

La joven, identificada como Roxana Yevara, de 23 años, hija de comerciantes que tienen un puesto en La Salada (Lomas de Zamora), fue brutalmente golpeada y maltratada durante su cautiverio e incluso los captores le enviaron un video a su familia donde se ve cómo le pegan con un palo para presionar por el pago del rescate.

De todos modos, el pago no se efectivizó porque el personal policial actuó a tiempo y logró abortarlo al mantener dos enfrentamientos con los integrantes de la banda en los barrios porteños de Constitución y Balvanera.

"La crudeza de las imágenes registradas en el video hacían temer por la vida de la víctima", dijo el subcomisario Raúl Brítez. "Actuaron con una ferocidad que yo pocas veces vi. Tengo 25 años de servicio y puedo decirles que las imágenes eran muy crudas", agregó.

La mujer fue encontrada en una casaquinta llamada "Huanquelén", en Lomas Verdes, donde se detuvo a dos personas que vigilaban a la víctima que estaba vendada y atada. Otras tres personas fueron arrestadas en una estación de servicio cercana.

La chica, casada y madre de una niña, había salido el viernes de su casa de Parque Centenario para ir a hacer compras en un supermercado, cuando fue sorprendida por la banda.

El fiscal Jorge Alvarez Berlanda aseguró que "no se trató de un secuestro al voleo". Los padres de Roxana no tenían un poder adquisitivo muy alto, pero poseen algunos comercios.

Los captores exigieron una importante suma para liberarla -trascendió que serí medio millón de dólares- y luego bajaron a 80 mil y finalmente a 20 mil.

Alvarez Berlanda aseguró que en la cinta se ve cómo "le pegan en la espalda, la frente y la cabeza con un palo".

Por su parte, Brítez señaló que el video no sólo constituía una prueba de vida para la familia sino un modo de presión.

El operativo de la liberación comenzó cuando los padres de la joven se dirigieron a pagar el rescate en el barrio de Once. Los policías interceptaron a un grupo que se movilizaba en una Jeep Cherokee 4x4 con patente peruana ocupada por quienes iban a cobrar el rescate, y a un Ford Ka con dos personas como apoyo, que comenzaron a disparar contra los efectivos.

Así se inició una persecución hasta que los del Ford fueron detenidos pero los de la camioneta se perdieron de vista y abandonaron el rodado.

Finalmente, con los datos que tenían los policías hicieron allanamientos "simultáneos y sincronizados", que permitieron la captura de tres integrantes de la banda en distintos barrios de esta Capital y en Gran Buenos Aires.

Con las informaciones que aportaron los primeros detenidos y documentos hallados en la camioneta, la policía logró localizar el lugar donde estaba cautiva la chica y la liberó sin que se pagara rescate, además de apresar en total a doce personas, diez de ellas peruanas y las dos restantes argentinas.


Comentarios


Liberaron a una joven de violentos secuestradores