Licitación de cartelería quedó desierta y bajarían el canon

El municipio aspiraba a recaudar más de 3 millones de pesos pero no hubo oferentes. Habían fijado un canon de 300 mil pesos.



#

Podría solucionarse hacia fines de mayo la licitación de la cartelería. Archivo

MUNICIPIO

El municipio aspiraba a engrosar su recaudación con más de 3 millones de pesos anuales por el canon de la cartelería en vía pública, pero esa meta será imposible de cumplir. La licitación convocada hace dos meses quedó desierta por falta de ofertas y ahora el Ejecutivo estudia una reducción del monto base.

La asesoría letrada debe determinar ahora si para efectuar otro llamado a licitación hace falta una nueva ordenanza o se puede hacer por resolución del Ejecutivo. La definición se dará esta semana y el contrato, en el mejor de los casos, no se firmaría hasta fines de mayo.

Los paneles publicitarios ubicados en las veredas céntricas están desaprovechados desde hace más de dos años. A comienzos de 2012 el ex intendente Omar Goye rescindió el contrato con Outdoors Media, la anterior concesionaria.

Luego la explotación de las carteleras quedó envuelta en un escándalo porque el municipio no retiró las carteleras y dejó que la explotación continúe durante varios meses en beneficio de privados que no pagaron derecho alguno.

Debido a distintas irregularidades en la rescisión contractual y en el manejo posterior, Goye fue juzgado por el Tribunal de Contralor y sancionado con una multa.

Las carteleras quedaron vacías durante todo el año pasado, hasta que el municipio comenzó a emplearlas para campañas institucionales. La intendenta María Eugenia Martini dijo que la intención era llamar a una licitación pública y los pliegos recién estuvieron listos en febrero pasado. Incluyeron no sólo la explotación de las carteleras sino la publicidad adosada a los señaladores de calles.

La convocatoria previó un plazo máximo de concesión de cinco años, con la obligación del contratista de reparar y mantener los carteles existentes e instalar denominadores de las calles, a razón de 300 nuevos por cada año de concesión.

El canon base mensual fijado por el municipio fue de 300 mil pesos, libre de tasas de publicidad y propaganda. El plazo de presentación de ofertas cerró hace un mes, pero no hubo un sólo interesado.

Ahora el gobierno buscará redefinir las condiciones para efectuar un llamado más atractivo. A mediados de 2012 este diario había calculado que el municipio -sólo por la cartelería de mayor tamaño- perdía de recaudar unos 75 mil pesos mensuales.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Licitación de cartelería quedó desierta y bajarían el canon