Licitación sin opciones en Río Negro por un auto oficial

El pliego no deja dudas: Weretilneck sólo quiere un Volkswagen CC Highline. La descripción del auto buscado es un “copie y pegue” del folleto de la empresa.

GOBIERNO

El gobernador Alberto Weretilneck quiere como única opción para su futuro auto oficial un Volkswagen CC Highline, valuado en cerca de un millón de pesos, y la licitación pública Nº 2/2015 abierta días atrás deja sin posibilidades de competir a todos los demás prestadores que puedan ofrecer autos de alta gama de similares características pero de otras marcas o modelos.

Es que la descripción del objeto de la licitación no aclara expresamente que se busca el modelo más caro de la línea CC de la prestigiosa marca alemana, pero enumera una por una, en el mismo orden y hasta de manera textual todas las especificaciones técnicas con las que el sitio web oficial de Volkswagen describe a su lujoso Highline. Dicho de otro modo, el pliego de la licitación no es más que un “copie y pegue” del listado de características del portal.

El explícito direccionamiento de la licitación en cuanto a su objeto se agrava porque del propio sitio web de Volkswagen surge que sólo un agente oficial de esa empresa opera en Río Negro y Neuquén, de modo que esa sucursal, en caso de estar inscripta en el registro de proveedores del Estado rionegrino, tendría prácticamente ganada la puja. De existir más oferentes, deberán ser proveedores de agencias no oficiales o de otros puntos del país. Y en tal caso, sólo podrían presentar mínimas diferencias de cotización, pues a todos los condicionará el precio de lista del coche.

La suposición sobre que se trata de una licitación dirigida y con oferente único se confirmará o descartará el próximo 28 de enero a las 11 de la mañana, cuando se abran los sobres con las ofertas de los interesados en las oficinas de la Dirección de Suministros, en Viedma. Allí deberán presentar sus propuestas todos los que hayan comprado el pliego valuado en $2.347.

Entre las características que coinciden de manera íntegra entre el auto buscado y la especificación de Volkswagen figuran, en el mismo orden: “ajuste eléctrico asientos delanteros (inclinación / respaldo / altura / longitud/ lumbar); techo panorámico eléctrico; luces indicadoras laterales (LED) integradas en espejos; faros traseros iluminados con LEDs; ABS; control de estabilidad (ESP); control de tracción (ASR); diferencial autoblocante electrónico (EDS); detector de fatiga y climatizador automático “Climatronic” de dos zonas”, entre varias más.

Pero surgen también otras pretensiones más llamativas y hasta innecesarias para el confort en un viaje oficial, como una “radio RCD 510 con 8 parlantes y reproductor de 6 CDs carga frontal (MP3)” o “el tapizado de asientos en cuero ‘Nappa’”. El auto que quiere el gobernador tiene además, entre otros lujos, tres memorias de posición para el asiento del conductor y los espejos externos y un volante “de dirección multifunción de tres rayos revestido en cuero, con control de marchas, radio, computadora y cruise control”, según coincide el pliego con el folleto del VW Highline. (Redacción central)


Comentarios


Licitación sin opciones en Río Negro por un auto oficial