Ligamentos rotos, alma partida

La lesión de Luciano Figueroa lo deja definitivamente fuera del Mundial.



A los 13 minutos del segundo tiempo ocurrió lo peor. Luciano Figueroa encaró por derecha hacia el arco del Monumental que da al Río de la Plata y apenas antes de ingresar a la zona de riesgo de la defensa de Estudiantes, su rodilla izquierda se dobló demasiado, tanto como para romper ligamentos. Aunque hubo que esperar hasta la tarde de ayer, resonancia magnética mediante, lo peor se supo ese mismo instante del domingo a la tarde: Luciano Figueroa se había roto los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda.

La lesión, que ayer a la tarde el médico del plantel riverplatense, Luis Seveso, terminó de confirmar, le impedirá a Lucho jugar al menos por seis meses, por lo que se perderá lo que resta del Clausura y la Copa Libertadores, además de quedar fuera de toda chance mundialista.

Justamente, el sueño de la Copa del Mundo había sido uno de los principales motivos del regreso de Figueroa a la Argentina, donde tenía asegurada una buena exposición en River, superior a la relativa que tenía por entonces en el Villarreal de España.

 

Cadena de lamentos

 

Para River se da una curiosa sucesión de ligamentos de rodilla cortados en centrodelanteros ya que anteriormente fue el turno del colombiano Radamel García y del marplatense Federico Almerares, quienes están volviendo paulatinamente a los entrenamientos. Más aún, los tres delanteros riverplatenses sufrieron la misma lesión cuando atacaban hacia el mismo arco del Monumental…

Contactado por periodistas de Crónica TV antes de ingresar a la clínica en la que le efectuaron el estudio, Figueroa intuía este desenlace: “Por lo que pinta, me quedo afuera de todo. Que va a hacer, como siempre, seguiré dándole para adelante, ya pasé por cosas peores en la vida”.

Finalmente, dijo lamentar no haber podido responder en plenitud “a la gente de River que me trató estupendamente” y agradeció palabras de apoyo del entrenador Daniel Passarella que “me vino a hablar y me dio mucha fuerza”.

Crónica de un plantel preocupado

El plantel de River se entrenó ayer por la mañana en el estadio Monumental con la mente puesta más en la lesión de Luciano Figueroa que en El Nacional de Ecuador, su rival de mañana por la Copa Libertadores.

Mientras los jugadores realizaban tareas de recuperación y elongación, en los pasillos del Monumental no se hablaba de otra cosa que de la lesión que sufrió Figueroa.

Los jugadores que actuaron como titulares ante Estudiantes realizaron trabajos físicos en los que predominaron el trot alrededor del campo de juego y las tareas de elongación. Un segundo grupo, los suplentes del último partido, hicieron trabajos de velocidad y también se entrenaron sin exigirse Radamel Falcao y Federico Almerares, quienes se recuperan de sus lesiones.

Danilo Gerlo participó de la práctica matutina pero no concentrará para el partido del miércoles porque el entrenador Daniel Passarella pretende que llegue bien físicamente para el encuentro ante Independiente del domingo próximo por el Clausura.

En el primer equipo reaparecerá Oscar Ahumada, quien no pudo jugar ante Estudiantes por haber sido expulsado frente a Vélez.

La lista de concentrados es integrada por Lux, Juan Pablo Carrizo, Paulo Ferrari, Cristian Alvarez, Julio Cáceres, Cristian Tula, Talamonti, Federico Domínguez, Mareque, Santana, Pusineri, Ahumada, San Martín, René Lima, Zapata, Patiño, Gallardo, Montenegro, Farías, Gonzalo Abán y Gustavo Oberman.


Comentarios


Ligamentos rotos, alma partida