Limpieza a fondo en el lago de El Chocón

Las aguas del Ezequiel Ramos Mexía, que dan vida a las turbinas de la central hidroeléctrica, quedaron sin basura gracias al esfuerzo de unas 50 familias y buzos de PADI.



NEUQUEN (AN).- El día soleado y calmo contribuyó con la tarea. Un equipo de buzos y un pequeño ejército de padres junto a sus hijos limpiaron ayer las aguas del lago Ezequiel Ramos Mexía, el embalse artificial que le da vida a las turbinas de la central hidroeléctrica El Chocón.

El trabajo fue intenso y el resultado alentador. La mugre que ayer salió de la profundidad y superficie de las aguas fue en cantidad inferior a la de hace dos años, cuando en el mismo lugar se realizó una limpieza de similares características.

Botellas de cerveza, pañales descartables, vidrios rotos, restos de cámaras y cubiertas de automóviles, muchas bolsas y pilas fueron retiradas ayer del lago. Una billetera con dos pesos se transformó en el más curioso de los rescates de los buzos luego de dos horas intensas de búsqueda de objetos bajo el agua en las costas del lago.

Los buzos, ayudados por dos gomones y una lancha de Prefectura Naval, trabajaron a 12 metros de profundidad y en algunos casos superaron los 15 metros.

La municipalidad de El Chocón se propone acentuar controles y campaña específicas para que vecinos y turistas eviten ensuciar el lago.

Según datos de la municipalidad, al Chocón lo visitan 300.000 personas por año, de las cuales 80.000 ingresan al museo en el que se pueden ver los restos del Giganotosaurus Carolinii, el dinosaurio carnívoro más grande del planeta.

Es a esta población a la que las autoridades y vecinos pretenden educar para evitar la contaminación del lago.

Los trabajos de ayer fueron organizados por la municipalidad a través de la Dirección de Turismo en conjunto con PADI, una asociación mundial de instructores profesionales de buceo, Prefectura Naval y Gendarmería. Un total de12 buzos, dos de ellos de Prefectura Naval y el resto adheridos a PADI, junto a unos 50 vecinos, intervinieron en esta campaña que se realizó en la zona conocida como Boca del Sapo.

Los trabajos realizados ayer desde la mañana hasta la tarde coincidieron con el “día internacional de limpieza de costas”, un evento que se realiza desde 1986 y que impulsó por primera vez en Texas, Estados Unidos, un centro de conservación marina.

PADI prepara trabajos similares para el futuro. Marcelo Parenti, buzo profesional e instructor de esta entidad, dijo que en el verano tienen pensado realizar tareas en lagos de la cordillera.

Los organizadores de esta campaña distribuyeron ayer entre los participantes una planilla para identificar los residuos recolectados. Esa información se utilizará para armar una base de datos que a su vez permite focalizar objetivos de campañas ecológicas.

“Queremos que los vecinos y los chicos tomen conciencia de temas ecológicos para que ayuden a cuidar la villa”, dijo ayer a “Río Negro”, el intendente José Luis Mazzone.

El jefe comunal recordó que la última vez que limpiaron el lago salieron pedazos de lavarropas, sillas y otros desechos de mayor volumen. “Ahora se encontraron menos desperdicios”, agregó. El funcionario indicó que este programa continuará y que en tres meses limpiarán otro sector del lago.

En la villa se han propuesto preservar su imagen limpia y ecológica. Por tal motivo no sólo limpian el lago sino que además promueven la plantación de árboles. Hoy, en el contexto de actividades deportivas que fueron programadas por las autoridades locales, se van a plantar mil árboles en El Chocón, un lugar rodeado de desierto al que la hace falta una buena pincelada de verde natural.


Comentarios


Limpieza a fondo en el lago de El Chocón