Líquidos radiológicos del hospital van a las cloacas

Según la denuncia de ATE, que dice haber alertado a las autoridades, los productos van a parar directamente al río, porque la empresa que los recolectaba para tratarlos ya no se los lleva.

#

Aquí deberían ir a parar los líquidos del tratamiento de las radiografías, pero van directo a la cloaca, denunció el gremio ATE.

ROCA (AR).- Una situación preocupante que vendría registrándose desde hace varios años fue denunciada públicamente ayer desde el gremio ATE, tras la publicación en el "Río Negro" de un informe que da cuenta sobre la crítica salud de los cursos de agua de la región.

El servicio de Radiología del hospital Francisco López Lima estaría depositando los residuos provenientes de la revelación de las placas radiográficas a la red cloacal, lo cual traslada los riesgos de contaminación al sistema, ya que se trata de elementos químicos peligrosos para la salud.

Los referentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Río Negro, afirmaron que en reiteradas oportunidades advirtieron a los diferentes directores sobre el grave problema pero "no hicieron nada".

Además, se informó que desde el sector de mantenimiento de servicios generales, también se alertó sobre la problemática.

"Tenemos conocimiento que desde 1996 se tira el revelador y fijador a las cloacas, lo que tiene varios contaminantes", indicó preocupado ante el panorama Héctor Zavala, quien trabajó durante 30 años en el área sanitaria y actualmente es miembro de la comisión directiva del gremio.

Según se detalló, hasta esa fecha el nosocomio local habría mantenido un contrato con una empresa recolectora de los desechos, para su posterior tratamiento, pero debido a diversos inconvenientes con los pagos se habría rescindido la relación.

 

6.000 radiografías

 

Desde entonces, de acuerdo a lo manifestado, todo los desechos de las cerca de 6.000 radiografías que se realizan por mes tendrían como único destino final la planta de tratamiento de líquidos cloacales, la que no estaría en condiciones de reciclar los efluentes, por lo que todo esto va a parar directamente al río Negro, se planteó con preocupación.

No obstante, a pesar de que se construyó una cisterna subterránea para alojar los residuos, esta se encuentra colapsada, se denunció desde ATE.

"La cámara (de residuos) se encuentra a pocos centímetros del estacionamiento de las ambulancias y próxima al servicio de Guardia del hospital, y configura un peligro para la salud, que se suma a lo que se vierte en las cloacas", fustigó Hugo Rojas, secretario general del gremio en la provincia.

Al ser consultada sobre esta situación, la directora del nosocomio roquense, Rosario Villalba, sostuvo que debido a su reciente asunción hace aproximadamente un mes no está al tanto de la problemática, pero solicitará los informes correspondientes para evaluar si lo denunciado se condice con lo que realmente ocurre.

"No tengo ninguna nota formal que advierta sobre esto", dijo, aunque "hoy la cisterna (de depósito de líquidos) está vacía", informó.

La radiología genera grandes cantidades de desechos peligrosos, por el revelado de películas de rayos X.

En particular, la solución fijadora contiene altas concentraciones de plata de importante valor comercial y fácil de recuperar, sostienen especialistas. Por ello, muchas entidades de salud pública argentinas contratan empresas comerciales de reciclaje que recogen las soluciones utilizadas de los procesos fotográficos y recuperan el metal.

Además, cerca del 20% de la solución fijadora está compuesta por químicos perjudiciales para la salud (sulfato de sodio o amonio).

A pesar de que existe una dirección provincial de Sanidad Ambiental, que estaría al tanto de la situación que podría reiterarse en otros hospitales rionegrinos, hasta el momento no hay medidas concretas para solucionar la grave problemática, se expuso.


Comentarios


Líquidos radiológicos del hospital van a las cloacas