Llaman al diálogo, pero siguen atacando a Carrió y Murphy

Cada vez se disipa más la posibilidad de un diálogo entre gobierno y oposición, y es el propio oficialismo el que aleja la posibilidad al lanzar durísimos ataques a Carrió y López Murphy, sus principales adversarios. “No se les cae una idea aunque los agarren a palos”, atacó Aníbal Fernández.



El Gobierno nacional embistió ayer nuevamente, a través del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y del ministro del Interior, Aníbal Fernández, contra los líderes de Recrear, Ricardo López Murphy, y del ARI, Elisa Carrió, en torno a sus posibles exclusiones del diálogo convocado por el presidente Néstor Kirchner. En respuesta, López Murphy aseguró ayer que no se va a “callar” y convocó a formar un “frente” opositor “amplio” para competir en “las urnas” contra el ejecutivo y “crear una potencial” alternativa. El titular de la cartera política acusó ayer, aunque evitó nombrarlos, a López Murphy y Carrió de meter “a la sociedad a un diagnóstico permanente apocalíptico y sin ningún tipo de colaboración de una argentina que necesita de todos”. Además, criticó la falta de propuestas de los líderes de Recrear y ARI: “No se les cae una idea ni aunque lo agarren a palos, esto es lo que más preocupa”, dijo. “Pareciera que es un gobierno de hipócritas donde uno tiene que llegar a sentarse en la misma mesa con aquellos que permanentemente difaman, critican, insultan, agreden a los hombres y a las mujeres que componen el gobierno, incluyendo al propio Presidente de la Nación”, afirmó el ministro y agregó que “con eso han obtenido más o menos algún tipo de representatividad, según ellos, ante la sociedad”. Alberto Fernández también cuestionó a ambos dirigentes, aunque estuvo más duro con Carrió, al acusarla de “tener mala predisposición para el diálogo” y de hacer “diagnósticos de terremotos que nunca se verifican”. Respecto de López Murphy, el jefe de ministros reconoció que “no tiene la misma condición,” aunque criticó al líder de RECREAR al afirmar que “es la cara de alguien que no ha acertado políticamente en su vida”, en referencia a su participación en el gobierno de Fernando De la Rúa. El titular de la cartera política también destacó ese hecho: “Tanto López Murphy como Carrió, que hicieron campaña en forma activa en forma interna y general para De la Rúa, se desentienden del drama en el que nos metieron”, dijo. Por su parte, López Murphy, volvió a cuestionar ayer al Gobierno por excluir del diálogo a su partido y a otras de fuerzas opositoras, y le advirtió que “mientras la sociedad tenga cierto grado de apertura va a ser imposible hacer callar” su “voz”. López Murphy convocó a distintos sectores a formar “un frente amplio” opositor para “asegurar la alternancia” en el poder entre los que ubicó a “justicialistas, liberales, radicales y todos aquellos que no estén representados en la alianza Duhalde-kirchneristas”, y no excluyó al ARI aunque sí a aquellos con ideas “insurreccionales”. El líder del Recrear lamentó que “el Presidente elija para dialogar a determinadas fuerzas (como el PJ y la UCR) y no elige a los que lo han enfrentado con más claridad porque él presume y es cierto, que no vamos a ir al diálogo con actitud obsecuente”.


Comentarios


Llaman al diálogo, pero siguen atacando a Carrió y Murphy