Llega en español la primera biografía “tolerada” de Gabriel García Márquez

Cinco meses después de que apareciera en inglés, la primera biografía "tolerada" del Nobel de Literatura colombiano aterriza mañana en las librerías españolas.



“Gabriel García Márquez: Una vida”, se sumerge en el lado público, privado y secreto del genio de Aracataca y pone de manifiesto, una vez más, que el personaje es tan fascinante como sus novelas.

“Todo escritor con principios debería tener un biógrafo inglés”, dijo una vez el autor de “Cien años de soledad”. Y Gerald Martin, curtido en las bibliotecas y hemerotecas especializadas en literatura latinoamericana, aventuró por qué, durante la presentación de su libro en la madrileña Casa de América. García Márquez es una persona “extraordinaria”, llena de vida, de humor, amante de la música y el baile y muy amigo de sus amigos, dijo este catedrático emérito de la Universidad de Pittsburgh.

 “Creo que los ingleses somos buenos biógrafos porque somos aburridos”, bromeó. “No tenemos vida. De ahí que nos encanten las vidas de los demás y leer en los tabloides lo que no quisimos hacer”, añadió. Flanqueado por la escritora española Rosa Regàs y el periodista y escritor colombiano Daniel Samper, ambos “personajes” que aparecen en la biografía, Martin habló de su fascinación por García Márquez y su intento de pintar al Nobel en toda su complejidad, aunque no esté seguro de haberlo logrado.

“Cuando supe que Gerald iba a acometer la biografía de Gabo pensé: ¡Qué lío!”, dijo Samper, pues García Márquez tiene un “arma invencible” para protegerse de su timidez y su pudor: el “mamagallismo”. Como periodista, él mismo le entrevistó varias veces, “pero sólo la Historia me dirá si lo que me estaba afirmando era verdad o no”, señaló.

“La mejor obra de ficción de Gabo es su propia hoja de vida”. Martin pasó 20 años trabajando e intentando no dejarse “engañar” por el colombiano, pues tenía sus “deberes con el público, de decir la verdad”, y con Gabo, “de no decirla” toda. “Finalmente, todos se cansaron de mí: mi mujer, los editores, Gabo, Mercedes, y yo también pensé que nunca iba a terminar”, contó. Desde aquel día que el Nobel de Literatura, que ahora tiene 82 años, le espetó “Qué quiere hacer con esto? ¿Está enfermo? ¡Aún no me he muerto!”, Martin tuvo que hacer frente a un sinfín de trabas y dificultades, aunque quizá el momento más duro fue en su segundo encuentro con Gabo.

 “Me dijo que no iba a ser su biógrafo porque no había comprendido 'El otoño del patriarca'. Yo me quedé angustiado, porque la noche anterior habíamos sido amigos del alma, y tras 30 segundos de no saber qué decir, le contesté: 'Sí, no me ha gustado, pero a mi esposa le encanta, voy a volver a Inglaterra para preguntarle por qué'”. Así, fue realizando más de 300 entrevistas, entre familiares y amigos, políticos como Fidel Castro o Felipe González y escritores como Mario Vargas Llosa o Carlos Fuentes.

Hasta que por fin, este londinense de 55 años vio “la vejez en el horizonte y, más allá de la vejez, también el horizonte”, y agarró las tijeras: De las 3.000 páginas iniciales fue recortando y recortando hasta las 580 que componen la versión inglesa, aunque la traducción al español, que publica la editorial Debate, ocupa casi 200 páginas más. Ahora, si tuviera que elegir entre los buenos momentos de esta aventura, Martin afirma que “lo más placentero fue viajar por calles, carreteras y bares con los hermanos García Márquez”.

Fue “maravilloso, mejor que si hubiera viajado con los hermanos Marx”, bromeó. Pero sobre todo, y pese a que biógrafo y escritor han tenido “sus momentos”, el británico destacó el inmenso placer que le produjo hablar con Gabo en privado, “de la vaina, como dicen allí”. Quizá por ese proceso lento y laborioso, o por la propia fascinación de Martin por el contagioso realismo mágico del Nobel, “Gabriel García Márquez: Una vida” no es sólo una biografía, sino que “adquiere independencia de lo que se está narrando y se nos convierte en otra novela”, dijo Samper.

 Un texto con identidad propia, cuajado de anécdotas y rigurosamente documentado, que es a la vez espejo de la historia reciente de Colombia a través de la mirada de uno de sus hijos más queridos. (DPA)


Comentarios


Llega en español la primera biografía "tolerada" de Gabriel García Márquez