Llegó con vida al hospital

Cuando la trasladaban al Ramón Carrillo estaba consciente



#

Patricio Rodríguez(Foto: Bomberos y policías trabajan en el rescate de los cuerpos. El choque se produjo poco después de la medianoche. )

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- La ciudad despertó conmocionada por la muerte de la intendenta Luz Sapag y su secretaria de Gobierno, Liliana de Roberto, en un choque frontal ocurrido a 20 kilómetros de esta ciudad, sobre la ruta 234, y que también costó la vida a otro vecino, Jorge Marihuán, conductor del vehículo que impacto contra el de la comitiva sanmartinense. El accidente se produjo entre el Chapelco Golf y el aeropuerto Chapelco, a la salida de una curva. Más de 30 personas entre bomberos, policías, personal del hospital y el municipio, asistieron al lugar de la tragedia, cuyo único sobreviviente fue el conductor del automóvil de la intendenta. No obstante Héctor Durán, delegado del municipio en el barrio El Arenal y circunstancial chofer, sufrió varios traumatismos de consideración aunque estaba fuera de peligro. El impacto ocurrió las 0.15 de ayer, en circunstancias que se investigan y bajo intensa nevisca. Sin embargo, en el sitio de la colisión la ruta estaba despejada. Allí, los rescatistas se encontraron con un dantesco cuadro. El Ford Ka conducido por Marihuán circulaba desde San Martín de los Andes a Junín de los Andes, mientras que el Chevrolet Astra de la misión municipal se desplazaba en sentido contrario, provenientes de la ciudad de Neuquén. Todos con cinturón Por causas que se investigan pero que, en principio, habrían provocado el desplazamiento del Ford Ka hacia el carril contrario, se produjo el choque frontal. En el Astra, todos los ocupantes llevaban colocados sus cinturones de seguridad, pero la violencia del impacto pudo más que esa prevención. Ambos vehículos quedaron convertidos en manojos informes de hierros, mientras cristales, trozos de plásticos, gomas y metales se esparcían sobre la cinta asfáltica como las esquirlas de una devastadora deflagración. Para los rescatistas resultó evidente que Marihuán había fallecido en el acto, por el estado en que hallaron el cuerpo, de modo que concentraron sus esfuerzos en abrir los metales del Astra. Hasta ese momento desconocían la identidad de sus ocupantes. Las primeras maniobras se concentraron en Liliana de Roberto, que estaba atrapada y sin respiración. Una vez liberada, se le practicaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar, que continuaron ya en el hospital. Empero, se declaró el óbito media hora después del accidente. Luz Sapag fue la segunda en ser trasladada al nosocomio. Estaba consciente, al punto que, dijeron testigos, se quejaba de un fuerte dolor en una mano. Tenía a primera vista politraumatismos y fracturas, entre ellas una múltiple y visible en uno de sus antebrazos y mano, pero parecía estable tras las primeras maniobras de urgencia practicadas por los médicos y rescatistas. Para los bomberos y el personal médico que completaba las maniobras, esa mano estaba astillada en varias fracturas, de las que la propia accidentada no era consciente más allá del dolor. Sapag llegó, entonces, con vida a la emergencia del hospital Carrillo, donde dejó de existir a las 4.45 de la madrugada, como consecuencia de las múltiples heridas internas.


Comentarios


Llegó con vida al hospital