Llegó el asfalto y se fueron los problemas

Culminaron los trabajos en las calles colectoras paralelas a la ruta 3. El próximo desafío del municipio será pavimentar 15 calles.



SIERRA GRANDE (Especial).- Tras varios meses de espera finalmente culminaron las obras de asfalto sobre las calles colectoras paralelas a la ruta nacional 3.

Con esta obra concluida se terminaron los problemas del barro y polvo que obstaculizaban el tránsito de los que hacen un alto en Sierra Grande en su paso por esta ciudad.

Los movimientos de compactación y nivelación del terreno comenzaron en el mes de junio del 2003 y semanas después llegó el riego asfáltico.

Al principio uno de los problemas que demoró las tareas fue el factor climático, hasta que comenzó la veda de trabajos sobre asfalto con la llegada del invierno.

A esto se sumó que los ingenieros que trabajaron en la etapa preparatoria se encontraron con la presencia de napas de agua existentes, por consecuencia allí tuvieron que construir pequeñas cámaras que permitan el drenaje del líquido.

Los trabajos sobre la marcha también obligaron a la construcción de nuevos cordones cunetas.

Las calles reparadas son las que corren paralelas a la ruta nacional Nº 3, vía que divide en dos a Sierra Grande y necesitaban una urgente reparación ya que por allí transitan diariamente un importante caudal de tráfico pesado y turistas.

Las vías pavimentadas son las calles 2 y 102. Las obras incluyeron dos kilómetros de pavimento, un kilómetro por lado. Allí estratégicamente están emplazados hoteles, restaurantes, estaciones de servicios, locutorios y paradas de colectivos de larga distancia.

Días previos a la ejecución de este trabajo, que de

mandó cerca de una semana, se asfaltó el tramo de la ruta 3 que atraviesa la ciudad, también se finalizó con el pavimento de la calle Batalla de Maipú, uno de los accesos al casco céntrico de localidad que estaba sin asfalto desde hace cuatro años.

Ahora la municipalidad ya aplica la tarifa en los impuestos a los vecinos en concepto de este trabajo.

Esta obra se logró por un acuerdo que suscribieron Viarse, Hiparsa y la municipalidad de Sierra Grande, donde cada uno de los entes se comprometió a colaborar con la misma. Los trabajos demandaron una inversión de 630.000 pesos y la mano de obra estuvo a cargo de la sub contratista Equimac.

Por ahora permanece latente el desafío del intendente Nelson Iribarren de asfaltar 15 calles en la localidad, el costo de cada una de ellas es de 12.000 pesos. La semana pasada el jefe comunal se reunió con el senador Miguel Pichetto en Buenos Aires quien se comprometió a acompañar en las gestiones para las nuevas obras de asfalto.

Nadie los protege

Franco, un mago con la redonda

Franco Miranda se destaca en el fútbol infantil como pocos. Tanto que ya es una de las firmes promesas en esta disciplina en esta localidad.

Tiene apenas 10 años y es capaz de hacer “jueguitos” con la pelota de fútbol a lo largo de calles enteras sin que el balón se escape de sus pies.

Mas allá de su destacada participación en las canchas, Franco se hizo muy conocido entre los habitantes de la localidad porque en cada aniversario del pueblo -en el desfile cívico-militar-, desde hace tres años encabeza el paso de sus compañeros de la escuela de fútbol haciendo de las suyas con el balón de fútbol, deleitando y sorprendiendo a más de uno.

Es un deportista activo, desde los 4 años integra escuelas de iniciación deportiva locales. Su padre, orgulloso del promisorio futbolista, siempre cuenta que tiene el don de jugar bien al fútbol desde que nació. Y debido a su entusiasmo y pasión por la redonda, toda la familia lo acompaña en cada paso que da.

Franco promete mucho más para su futuro deportivo y a su corta edad, producto de su mérito en la cancha, ya es solicitada su presencia desde otras ciudades vecinas para integrar otros clubes. De hecho el año pasado se probó la camiseta de un equipo de General Conesa.


Comentarios


Llegó el asfalto y se fueron los problemas