Llegó un enviado del Vaticano



LA HABANA (AFP).- El enviado del Papa Benedicto XVI, el cardenal Tarcisio Bertone, llegó ayer a Cuba, en medio de la turbulencia que desató la renuncia del presidente Fidel Castro, con cuyo posible sucesor, Raúl, sostendrá un diálogo sin exclusiones ni condicionamientos.

Bertone, de 73 años y número dos del Vaticano, realiza un viaje de “carácter oficial y pastoral”, organizado para conmemorar la histórica visita a Cuba, del 21 al 25 de enero de 1998, del fallecido Papa Juan Pablo II, dijo el diario oficial Granma. La visita “es expresión de las excelentes relaciones; y de la fluida, cordial y respetuosa comunicación existente entre Cuba y el Vaticano”, dijo el rotativo, que también publicó su agenda en la isla. Según la agenda oficial, Bertone se reunirá el jueves con los miembros de la Conferencia Episcopal cubana, y oficiará una misa en la Catedral de La Habana; visitará el viernes Santa Clara (centro), donde inaugurará un monumento a Juan Pablo II. Bertone tiene programado reunirse el lunes con el presidente interino Raúl para discutir de “todos los temas con respeto y cordialidad”, incluso “los puntos en que pueda no haber coincidencias”.


Comentarios


Llegó un enviado del Vaticano