Llevan a juicio al primer ex represor de la ESMA

Es un ex prefecto, miembro de un grupo de tareas.



El ex prefecto Héctor Antonio Febres será el primer ex represor de la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma ) en sentarse en el banquillo de los acusados por los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en esa academia naval, se informó ayer en los tribunales.

En una amplia resolución dictada en la denominada “Megacausa Esma”, reabierta tras la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, el juez federal Sergio Torres decretó el cierre de la etapa de instrucción del capítulo Febres en ese expediente y lo envió a sorteo para la designación de un Tribunal Oral que lleve adelante el debate público.

Aunque era miembro de la Prefectura, Febres estuvo en comisión en la Armada durante la dictadura militar y fue miembro destacado del denominado Grupo de Tareas represivas que tuvo su sede en la Esma. Cumple prisión preventiva en la base naval de Campana, provincia de Buenos Aires.

Asimismo, el magistrado libró orden de detención contra el ex cabo enfermero de la Armada Juan Lorenzo Barrionuevo, apodado “Jeringa” porque supuestamente inyectaba sedantes a los secuestrados en la Esma antes de que los embarcaran a los 'vuelos de la muerte', mediante los cuales los prisioneros eran arrojados al mar.

Barrionuevo había pasado unos meses detenido años atrás y luego fue liberado por orden de l Cámara Federal porteña, pero ahora el magistrado le amplió el procesamiento porque su función, según los testimonios de varios sobrevivientes, habría consistido en “mantener a los detenidos con vida para que pudieran seguir siendo interrogados bajo tortura”.

En ese sentido mencionó el caso concreto del superviviente Carlos Gregorio Lordkipanidse, a quien secuestraron y fue a parar a la Esma, donde luego también estuvieron su esposa, Liliana Pellegrino, y el bebé de ambos, de apenas 20 días.

A “Jeringa” lo descubrieron años atrás prestando servicio en la Armada con destino en Ushuaia, Tierra del Fuego, mediante una investigación periodística con el sobreviviente Víctor Melchor Basterra como protagonista, quien viajó hasta allá e increpó al ex marino delante de las cámaras televisivas.

La tarea del enfermero, según consignó el juez en su escrito, no consistía en “preservar la salud de los secuestrados sino la de prolongar sus vidas para que pudieran continuar con el interrogatorio” de los prisioneros por parte de los torturadores.

Torres también amplió el procesamiento con prisión preventiva del ex capitán naval Raúl Enrique Scheller, alias “Pingüino”, por torturas contra los secuestrados en la Esma Carlos García, Carlos Muñoz y Daniel Oviedo, y le impuso un embargo de tres millones de pesos sobre sus bienes.

Además, el juez citó a su despacho a los detenidos ex capitanes navales Alfredo Astiz y Antonio Pernías para que amplíen sus declaraciones indagatorias en la “Megacausa a Esma”.

El magistrado quiere interrogar mañana a Pernías por el caso de María Amelia Larralde, mientras que con Astiz lo haría el jueves por los casos de los secuestrados en la Esma Ricardo Héctor Coquet, María Inés Imaz de Allende, Alfredo Julio Margari y María Eva Bernst de Hansen. (DyN)

Murió Juan Bautista Sasiaiñ

BUENOS AIRES.- El represor y ex jefe de la Policía Federal en la última dictadura, Juan Bautista Sasiaiñ, murió el 28 de febrero pasado, luego de haber sido declarado incapaz en causas donde estuvo procesado por ser parte de un plan sistemático de apropiación de menores y secuestros y desapariciones durante el régimen militar.

Sasiaiñ, un general retirado apodado “Chulo” por sus allegados, actuó en zonas dependientes del Primer Cuerpo del Ejército argentino y entre febrero y diciembre de 1976 fue jefe del Area 311 y responsable de los centros clandestinos de detención La Perla, La Ribera, Malagueño, “D-2” de la Policía de Córdoba.

También tuvo injerencia en los centros que funcionaban en la Unidad Penitenciaria 1 de Córdoba y en el Hospital Militar de esa provincia.

En 1979, el represor nacido en Paraná fue nombrado jefe de la Policía Federal, luego de haber sido Comandante de la X brigada de Infantería, siempre durante la última dictadura.

Sasiaiñ estaba procesado en causas por violaciones a los derechos humanos en la dictadura pero la Corte Suprema de Justicia lo desprocesó en mayo de 1988, beneficiado por la ley de Obediencia Debida.


Comentarios


Llevan a juicio al primer ex represor de la ESMA