“Lloran, pero no muestran números”

El sindicalista cuestionó que las empresas petroleras hablen de ajuste pero escondan sus costos



1
#

El sindicato consiguió la personería gremial después de seis años de reclamos. fue en el 2007.

2
#

ENTREVISTA A MANUEL ARÉVALO, DE JERÁRQUICOS

FEDERICO ARINGOLI

Suspendidos no, pero hay equipos que están bajando. Algunos por recambio pero otros no, están con su gente y están parados.

La pulcritud de los pisos y la categoría de los muebles, los detalles ajustados en azules y un ambiente sereno dan la idea de estar en una clínica recién inaugurada. Sin embargo, en Chrestía al 250, se encuentra la flamante sede del Sindicato de Petroleros Jerárquicos. Pese a tener también oficinas y centros recreativos en Catriel, Rincón de los Sauces, Plaza Huincul y proyectos en Buta Ranquil, Las Grutas y Añelo, la organización tiene apenas ocho años de vida. Manuel Arévalo, secretario general del sindicato, recibe a “Río Negro Energía” en su oficina, con los retratos de Eva y Juan Domingo Perón a sus espaldas. Además muestra con orgullo una foto de una Dodge RAM “caminada” con la que en los primeros meses del 2000 comenzó a recorrer los yacimientos para organizar a los empleados jerárquicos. No recuerda si fue en Lomitas o Chihuidos, en las afueras de Rincón de los Sauces, donde armó la primera asamblea. “Éramos cuatro y no paramos hasta tener la personería gremial”, recuerda y puntualiza que fueron varios años de esperar y batallar hasta conseguir el reconocimiento. “Algunas empresas me decían: ‘Chiqui hace un año que nos venís diciendo que en un mes tenés la personería...’ y, bueno, así fuimos hasta llegar a hoy”. En la actualidad la organización se encuentra en una campaña de reafiliación, aunque ya cuenta 6.800 adheridos, lo que representa un 60% del total del sector. En la industria la cuenta es de 3x1, por cada tres trabajadores de base hay un jerárquico. La especialidad tiene la particularidad de que sus integrantes llegan directamente de los centros de formación y sin experiencia sindical. Por este motivo, el esfuerzo del sindicato se acentúa con 60 delegados gremiales y 120 trabajadores de estructura. –Cuando hay recortes, ¿los afecta más o menos que a los trabajadores de base? –Las empresas en líneas generales cuidan más a su personal especializado porque si se reactiva rápidamente pueden volver a funcionar sin mayores inconvenientes. Hoy tenemos pleno empleo y no hay jerárquicos disponibles. Por culpa de las empresas que no formaron personal hoy la pelea que tenemos es la cantidad de extranjeros que están trabajando en la cuenca. Estamos en plena pelea para que se hagan los recambios para tomar mano de obra local. –¿De qué países llegan? –Tenés de todas las nacionalidades. Hay mexicanos, colombianos, pero principalmente son de Estados Unidos. –¿Hay diferencias salariales? –Eso no lo sabemos muy bien, porque son cosas que las empresas no quieren contar. Pero generalmente vienen con acuerdos por contratos en dólares. –¿Jerárquicos no tiene trabajadores suspendidos? –Suspendidos no, pero hay equipos que están bajando. Algunos por recambio pero otros no, están con su gente y están parados. No tienen contratos. Terminan dentro de 30 días y no hay proyección. Ya estamos en reuniones con algunas operadoras para conocer cómo vienen las inversiones. No hay que olvidarse de que el 20 de enero se firmó un acuerdo donde todas las partes se comprometían a sostener la actividad. –Hay un número de trabajadores sobre los que hay una preocupación concreta... –En realidad mentiría si dijera que no nos están pagando. Normalmente lo que hacen cuando ocurre este tipo de inconvenientes es que vienen a las bases y siguen trabajando y reacondicionan los equipos, y en ese lapso se especula y se buscan contratos. Pero han venido empresas a decirnos que les han quitado contratos a algunas y se los han dado a otras, esto genera una cierta preocupación en los trabajadores. –¿Empresas neuquinas? –Son empresas nacionales e internacionales. Por ejemplo de servicios especiales. Muchos se quejan de que les aplican rebajas a las condiciones pautadas con anterioridad. –Las locales se quejan del ingreso de firmas de afuera –Somos proclives a que se contrate a empresas locales. Como pedimos para nuestros compañeros que sean locales, también pedimos por empresas locales. Muchas salieron de emprendimientos de exypfianos o de jóvenes de la región. –¿Dónde está el problema que mencionan las empresas? –El tema es un problema de vieja data y es entre el operador y las empresas de servicios... –¿Es un problema de contratos viejos y costos nuevos? –Nosotros fuimos quienes planteamos que queremos saber qué costos tienen las compañías. Porque acá lloramos todos pero nosotros no tenemos los números y no sabemos si YPF hizo un contrato mejor con Shclumberger o con San Antonio. Todas las empresas se quejan de que les sacan trabajo y a la vez vienen al sindicato a decir que van a tener que dejar gente en el camino porque están con menos trabajo. Y cuando uno pregunta no nos saben responder; será porque pasan menos precio o porque algunos tienen predilección por alguna empresa, eso no lo sé y no lo conozco, por eso pedimos que se conozcan los contratos. –¿Es un problema de todas las empresas? –Hay empresas que se han expandido de una forma impresionante. Y otras empresas que aparecen y no se saben quiénes son. En todo esto a lo que aspiramos es a que, si las condiciones internacionales mejoran y se produce el desarrollo de Vaca Muerta, no queremos que haya amiguismos. Queremos saber de quiénes son esas empresas y tenemos dudas de que no haya testaferros, porque nosotros queremos que el proyecto no falle (de desarrollo de los no convencionales), porque eso está por encima de todo. –¿Este año descartan discutir convenio colectivo? –Eso siempre se dice, nosotros creemos que hay que ser responsables. Se firmó un acuerdo para sostener la actividad, pero también entendemos que a la par no tienen que caer los salarios ni las condiciones de los trabajadores. –¿Esperaban un mejor acuerdo? –No es ése el tema, no es más ni menos. Cuando lo ven así dicen qué bárbaro (por el acuerdo de un bono de 21.000 pesos), pero tiene muchas connotaciones desde lo gremial. Nosotros queremos sentarnos a discutir nuestros salarios como Dios manda y realmente sí la situación que atravesamos nos obligó a un nuevo puente, pero desde Jerárquicos allá cuando culmine este acuerdo queremos que se discutan seriamente los porcentajes salariales.

Hay empresas que se han expandido de una forma impresionante. Y otras empresas que aparecen y no se saben quiénes son

Datos

Suspendidos no, pero hay equipos que están bajando. Algunos por recambio pero otros no, están con su gente y están parados.
Hay empresas que se han expandido de una forma impresionante. Y otras empresas que aparecen y no se saben quiénes son

Comentarios


“Lloran, pero no muestran números”