Lo condenaron a cinco años y medio de cárcel por el robo en una casa

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- En concordancia con la solicitud que efectuara en su alegato el fiscal Enrique Sánchez Gavier, los jueces de la Cámara Segunda del Crimen le impusieron 5 años y medio de prisión a Martín Eduardo Pacheco, y declararon la responsabilidad penal del menor que lo secundó en un violento robo con armas cometido en una vivienda del barrio Las Victorias, ubicado en el este de la ciudad.

En esa oportunidad, el condenado en compañía del menor asaltó en su domicilio a un vecino, a quien hirieron con un cuchillo y despojaron de dinero, armas y objetos de valor, antes de obligarlo a trasladarlos hasta el barrio Alto.

Pacheco es un joven y experimentado delincuente, de 18 años, que ya registra cinco causas por robos que le adjudican haber cometido mientras era menor de edad. Ahora recibe su primera condena, pero de cumplimiento efectivo en razón de la gravedad del delito cometido y la peligrosidad demostrada en su comisión.

A los procesados les imputaron haber asaltado en su vivienda del barrio Las Victorias, a Marcelo Corso, un constructor de 43 años que dormía plácidamente cuando fue despertado por dos delincuentes encapuchados que a punta de cuchillo le obligaron a entregarle el dinero que tenía -entre 1.000 y 3.000 pesos-, dos armas de fuego de las que era legítimo usuario, documentos y otros efectos de valor. El damnificado aclaró que los asaltantes habrían ingresado por la puerta principal de la vivienda, porque probablemente había dejado la llave en la cerradura, y que después de despojarlo de sus bienes lo habían obligado a trasladarlos en su camioneta hasta el barrio Alto, donde momentos después resultaron detenidos por los ocupantes de un patrullero cuando trataban de abordar un remise.

Pacheco y su compañero de causa habrían tratado de despistar a Corso al obligarlo a llevarlos al barrio Alto cuando en realidad vivían en el barrio Inta y en Dina Huapi respectivamente, ubicados al norte de la ciudad. Al ser detenidos durante un procedimiento de rutina orientado a la identificación de personas, Pacheco acababa de ingresar a la agencia de remises ubicada en Elordi y Sobral para solicitar que los trasladaran hasta el barrio Valleverde, cercano a las viviendas de ambos.

El juez César Lanfranchi rechazó los argumentos expuestos por una hermana de Pacheco, quien aseguró que la noche en que se cometió el delito había estado en su casa comiendo un asado.


Comentarios


Lo condenaron a cinco años y medio de cárcel por el robo en una casa