Lo desarmaron de un disparo en el brazo

NEUQUEN (AN).- Un hombre, que al parecer tiene las facultades mentales alteradas, se enfrentó ayer con un grupo de policías armado con un cuchillo. A pesar de la evidente superioridad numérica, los efectivos no lograron reducirlo sino hasta que le pegaron un tiro en el brazo. El violento episodio ocurrió al lado del edificio donde vive el ministro de Seguridad, Luis Manganaro.

Fue ayer, alrededor de las 15, en la esquina de Alberdi y Mendoza. Fuentes de la comisaría Primera indicaron que el hombre, de 39 años, fue observado por un policía de civil. "Venía caminando de la avenida Argentina con una herida sangrante del cuello. El efectivo, que estaba de franco, intentó dialogar con él pero sin éxito. Entonces llamó a un móvil de la comisaría y a una ambulancia".

El patrullero llegó con más policías, todos uniformados. El hombre reaccionó mal, esgrimió un pequeño cuchillo de cocina y provocó cortes a dos efectivos. A pesar de que eran superiores en número, recurrieron a un método violento para reducirlo: le pegaron un tiro en el brazo izquierdo.

La fuente de la comisaría Primera explicó que "es un hombre que estaba internado en Salud Mental. Lo que no sabemos es por qué tenía el corte en el cuello".


Comentarios


Lo desarmaron de un disparo en el brazo