“Lo importante no es ir a Chimpay sino escuchar a Ceferino”

El obispo de Viedma, Esteban Laxague, expresó su mensaje para quienes no podrán asistir a la ceremonia. Destacó que la celebración será bilingüe como forma de reconocimiento a los pueblos originarios. Llega el número dos del Vaticano.



 Viedma (Télam).- El obispo de Viedma, Esteban Laxague, dijo haber recibido cientos de comunicaciones de personas que lamentan no poder asistir este domingo, en Chimpay, a la beatificación de Ceferino Namuncurá; pero advirtió que “lo importante no es ir a Chimpay, sino escuchar a Ceferino”. 

 “Lo realmente valioso es que escuchemos el mensaje que nos trae Ceferino en el lema de la celebración, elegido en el consenso de muchos representantes de todo el país” afirmó el prelado, que acompañará en la ceremonia al cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano. 

 Laxague agregó que “el lema dice 'Ceferino hijo de Dios, hermano de todos' y nos marca la presencia de Dios como un ser superior más allá de los credos, pero subraya fudamentalmente la hermandad como un valor superior”. 

 “Ceferino es mapuche y en este sentido nos recuerda que los pueblos originarios son nuestros hermanos, recomendándonos que abramos nuestros ojos a los valores esenciales de sus culturas ancestrales”, añadió Laxague en diálogo con Télam. 

 El religioso destacó que “la celebración será bilingüe, con peticiones y ofrendas expresadas en la antigua lengua araucana, como una forma de respeto y reconocimiento a todos los hermanos de los pueblos originarios”. 

 El obispado de Viedma, con jurisdicción en la zona de Valle Medio en donde se encuentra la pequeña localidad de Chimpay, tiene la responsabilidad general de la organización de los actos del domingo, en colaboración con la inspectoría salesiana con asiento en Bahía Blanca.


Comentarios


"Lo importante no es ir a Chimpay sino escuchar a Ceferino"