Lo internaron en el Pagano

VIEDMA (AV).- El chico de 14 años que fue atrapado el jueves por la Policía tras un asalto a mano armada fue trasladado al hogar Pagano. Ayer estuvo con su padre en Tribunales y declaró ante el juez Juan Bernardi, quien dispuso su alojamiento en la institución para menores de edad. Además el juez ordenó al área de Promoción Familiar que presente un proyecto de contención para el chico, incluida su escolaridad. Es que, según se supo, habría quedado libre en la escuela pública de gestión privada de esta capital a la que concurría. Anoche se había reforzado la prevención en las 1.016 Viviendas, donde fue demorado el precoz asaltante. Además continuaba la búsqueda del otro joven que también ingresó a robar al local de motos de avenida Caseros y Estados Unidos. El asalto fue cerca del horario de cierre comercial. El dueño tenía la puerta abierta y los adolescentes ingresaron a punta de pistola, obligándolo a entregar 300 pesos que habían en la caja. Cuando se retiraban, el comerciante habría intentado arrojarles una caja, actitud a la que respondieron disparando el arma de fuego. Afortunadamente no le dieron. Los dos emprendieron la huida mientras la Policía era alertada sobre lo sucedido. El arribo de los uniformados fue rápido, al punto que detectaron a los jovencitos en la corrida. Uno de ellos comenzó a disparar su arma en medio de una importante cantidad de gente. Al verse rodeado arrojó su pistola 9 milímetros en el jardín de una casa ubicada cerca de la suya. El padre del chico, quien trabajaría en Ipross, había estado detenido el día anterior al hecho por no acudir a una rueda de reconocimiento en el marco de la investigación de un robo calificado.


Comentarios


Lo internaron en el Pagano