Lo juzgan por pelea mortal en Paso Córdoba

#

Los jueces Carrasco, Gauna Kroeger y Gatti evalúan el caso. Jorge Crespo defiende a Labrín.

ROCA (AR).- Ante un joven de 21 años que está en libertad, aunque imputado por el delito de homicidio, la Cámara Criminal Primera de Roca comenzó a analizar ayer las pruebas en torno a la muerte de Marcelo Romero, de 33 años. La víctima falleció dos días después de haber protagonizado una pelea con Miguel Ángel Labrín en una chacra de Paso Córdoba. Ante varios testigos, cuatro de los cuales fueron citados ayer, los dos hombres protagonizaron el 1 de julio pasado un enfrentamiento que dejó a Romero herido pero lúcido, según surge de la causa. De hecho la víctima alcanzó a identificar ante la policía al presunto agresor y hasta relató los supuestos motivos sentimentales que habrían originado el enfrentamiento. Pero inesperadamente su cuadro se agravó y murió el 3 de julio en el hospital de Roca. Distintas versiones circularon en torno al caso. Según había indicado la Policía a pocas horas del hecho, Romero fue atacado “a cadenazos”. Ayer, en el juicio, se recordó que la víctima había descripto “una barreta” como el elemento de ataque, pero ningún testigo recuerda la presencia de ese hierro en la escena del hecho. A Labrín el juez de instrucción le imputó el delito de homicidio preterintencional, es decir, aquel que deriva de una agresión física que “no debía razonablemente ocasionar la muerte”, según lo define el Código Penal. Por eso la figura tiene una pena atenuada de 1 a 3 años de cárcel. Pero para la fiscalía se trató de un homicidio simple, que se castiga con 8 a 25 años de prisión, y así requirió la elevación del caso para el juicio que comenzó a desarrollarse ayer en Roca. Los últimos tres testigos de la causa serán citados para los próximos días y en fecha a confirmar se realizarán los alegatos.


Comentarios


Lo juzgan por pelea mortal en Paso Córdoba