Lo mataron de un escopetazo en pleno barrio Islas Malvinas

El cadáver apareció a unos 200 metros de un destacamento policial.

Un llamado anónimo alertó a los efectivos de la Tercera del crimen en pleno barrio neuquino.
NEUQUEN (AN) – Boca abajo, vestido con zapatillas, pantalón corto y campera oscura, encontraron muerto a un joven en la madrugada de ayer, en pleno barrio Islas Malvinas, a orillas de un zanjón. La Policía se limitó a informar que sólo presentaba visible un presunto disparo en la espalda y que no tenía otras heridas. Hasta ayer no había sido identificado, aunque los vecinos dijeron que «es de por aquí».

Nadie vio ni escuchó a nada en el vecindario de casas muy humildes, que se erige a orillas de un zanjón repleto de botellas de plásticos, restos de artefactos domésticos y aguas verdosas. Sin embargo un llamado anónimo alertó los efectivos de la comisaría Tercera y del destacamento que está a escasos doscientos metros de donde apareció el cadáver.

La Policía no confirmó cuál fue el motivo de la muerte, ya que hasta la tarde de ayer no se le había practicado la autopsia.

La intervención de los uniformados comenzó minutos antes de la cinco, ante un llamado telefónico que dio cuenta que, en la esquina de Batilana y Doctor Ramón, a unos cien metros de la escuela 150, había una persona herida.

Donde hallaron el cadáver es un sector de caminos serpenteados, entre subidas y bajadas de las bardas, de difícil acceso para los autos porque las calles están cortadas. Pero rodeado de casas y casillas de madera.

Los efectivos comprobaron la presencia del joven y que ya estaba sin vida. Se presentaron en el lugar los fiscales Sandra González Taboada y Mario Rodríguez Gómez, el médico policial y los peritos de Criminalística. Pero no se brindó mayor información.

El joven tendría entre 24 y 25 años, pero la Policía se abstuvo de ofrecer cualquier otro dato, a la espera de la realización de la autopsia y de que alguien reclamara por el muchacho.

Extraoficialmente trascendió que la herida se correspondería al de un escopetazo y que sería la única lesión a la vista. El hecho se habría producido apenas unos minutos antes de que llegara al lugar los uniformados. «Yo a esa hora estaba durmiendo y me despertó la Policía, diciéndome: señora, tiene un cadáver en la puerta de su casa. Pero yo no vi ni escuché nada», dijo una mujer.

Otro joven del lugar también argumentó desconocer qué pudo pasar, aunque admitió que «conozco a ese muchacho porque creo que es de por aquí. Pero no sé cómo se llama ni nada de eso».

El cuerpo del sujeto fue encontrado en la puerta del cerco de una vivienda, tirado sobre piedras de materiales de demolición y algunos yuyos. «Según dijeron, habría tratado de entrar a la casa, pero como estaba el perro, no pudo», dijo un vecino. Hasta ayer la Policía no había realizado detenciones y tampoco se habían registrado avances en las investigaciones para esclarecer el episodio.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora