Lo mató su compañero

MENDOZA.- Un policía de 22 años murió ayer al recibir un balazo por la espalda que disparó un compañero, de forma aparentemente accidental, durante un operativo en la localidad de Palmira, a 50 kilómetros al este de la capital de Mendoza. El procedimiento comenzó cuando cerca de las 3.30 se alertó a la comisaría sobre la presencia de un “sospechoso” en el barrio Aguaribay. Hacia allí salieron en un patrullero un auxiliar de apellido Sosa y el ayudante Alfredo Darío Orozco. Al llegar, vieron que un joven escapaba a la carrera por lo que Orozco se bajó y lo persiguió. Según las versiones policiales, Sosa salió detrás y disparó, presuntamente con intención de derribar al supuesto delincuente. Sin embargo, la bala alcanzó a Orozco en la espalda y el joven agente fue trasladado al Hospital Perrupato de San Martín, donde fue operado, aunque poco después falleció. El auxiliar Sosa, informaron oficialmente, fue imputado de “homicidio” y se dispuso su arresto domiciliario hasta tanto se tengan más detalles. (DyN)


Comentarios


Lo mató su compañero