Lo mejor y lo peor que le puede pasar a un oncólogo infantil

La dura confesión de un médico. El oncólogo infantil Michael La Quaglia cuenta lo mejor y peor de su profesión en Facebook.



#

Michael La Quaglia(Foto: Agencia )

“Los padres depositan su confianza, no imaginan que su hijo no va a poder sobreponerse a una enfermedad”.

Esta es la idea que transmite el oncólogo infantil Michael P. La Quaglia, cirujano jefe del centro Memorial Sloan-Kettering, quien contó lo mejor y lo peor de la profesión en un breve texto que publicó en el sitio de Facebook de Humans of New York.

Esto escribió La Quaglia:

“La mejor cosa del mundo que puede suceder es cuando le digo a un padre que el tumor de su hijo es benigno. Vivo para esos momentos. Y la peor cosa del mundo que puede pasar es decirle a un padre que ha perdido a su hijo. Eso sólo me ha pasado 5 veces en 30 años. Y he querido matarme cada vez. Esos padres me confiaron a su niño. Esa es una confianza sagrada y la responsabilidad última siempre es mía. No puedo dormir por días. Pido segundas opiniones para cada decisión que tomo. Y cada vez que pierdo a un niño, le digo a los padres: “Preferiría haber muerto yo que ella”. Lo digo en serio. Voy a la iglesia todos los días. Pienso que voy a ver a esos niños en un mejor lugar. Y les voy a decir que lo siento. Y espero que ellos me digan: “Olvídalo. No te preocupes”””.

Fuente: UPSOCL


Comentarios


Lo mejor y lo peor que le puede pasar a un oncólogo infantil