Lo peor que le puede pasar al “Depo” es confiarse

Después de las dos victorias en Rosario, Deportivo Roca comenzará a trabajar de cara a lo que será el tercer juego de la serie frente a Newell"s . Y si bien se dio un paso muy importante hacia otra instancia, no deberá confiarse.



ROCA (AR).- Deportivo Roca no tiene mucho lugar para los festejos. Después de la cosecha por Rosario debe pensar en el juego del viernes. Ahí se jugará ni más ni menos que la clasificación a cuartos de final del TNA de básquet ante un equipo como Newell”s, que es cierto que llegará golpeado, pero nadie puede dudar que dispuesto a todo.

La diferencia obtenida por el “naranja” en el imponente gimnasio del Parque Independencia fue una inyección de ánimo para los dirigidos por Mario Spada, quienes arribaron ayer a esta ciudad y ya se preparan para encarar la semana de trabajo de cara al tercer juego, el viernes en el polideportivo.

Un aspecto para destacar y que privilegia al equipo es que demostró capacidad y agallas para “destronar” a un conjunto que ostentaba la condición de imbatible en su cancha. Y el “Depo” lo logró dos veces en sólo 48 horas.

Con las cosas 2-0, aún no está todo dicho.

Newell”s tiene material para dar vuelta una serie. Además se anuncia la vuelta de su base natural, Del Sol, quien seguía el lunes bastante molesto en el tobillo izquierdo (esguince). Esto le dará seguramente mayor libertad a Olivier, el mejor “bombardero” que tiene el plantel que dirige Mario Guzmán.

A propósito del coach “rojinegro”, será la segunda vez que enfrentará a Deportivo Roca en una instancia definitoria del TNA. De la primera vez (1993) no le quedaron buenos recuerdos. Dirigía a Independiente de Pico y en la serie por el ascenso a la Liga “A”, el “Depo” de Pablo Coleffi lo eliminó con un lapidario 3-0.

Roca no debería cree que tiene la serie casi “cocinada”. No sólo sería un error, sino una confianza desmedida que podría acarrearle peligrosas consecuencias.

La experiencia indica que no debe fiarse. Alguna vez volvió de un play-off con alguna ventaja (1-1, por ejemplo el torneo pasado con Pico) y así le fue…

Ante esta alternativa, ventajosa es cierto, hay puntos a tener en cuenta.

• Hacer pesar la experiencia y administrar bien el balón, especialmente en los momentos en que la dupla Hoya-Jones se afiance bajo el tablero.

• Seguir apretando en el perímetro a Olivier, Zulberti y McMaham.

• Estar atentos a los relevos de Newell”s, que el lunes mostraron buenas virtudes y decisión para ir al frente.

• Crearle espacios a Mázzaro y Aguilar, quienes pueden “lastimar” desde la zona de tres.

• Mantener el orden cuando no esté Collie en juego. El lunes quedó evidenciado cierto descontrol cuando el bahameño se sentó por unos minutos.

• Apostar a una defensa en conjunto. Ese sacrificio colectivo le dio mejor rédito.

• Circulación del balón le ha sido muy conveniente en esta serie. Eso sí, acertando con los porcentajes.

• No apresurarse para revertir un mal momento.

• Estar muy atentos a Hoya. El ala pivote gravita mucho bajo el vidrio y no así desde afuera.

• Si el partido se da para correr y tirar, quizá el freno sea el recurso adecuado. Por una cuestión de conveniencia

• Seguir mentalizado que hasta antes de esta serie, Newell”s parecía ser más equipo y que por algo era uno de los candidatos.

• Recordar que la regla básica de esta cuestión radica en no equivocarse. El “rojinegro” tiene experiencia e individualidades.

El resto de los “secretos” están en el “cofre” de Mario Spada.

• ¡Ahh! La gente. Un estadio lleno es una muy buena motivación.

Defensa y agresividad

A la hora de conocer las claves de las dos importantes victorias en el Parque, los jugadores coincidieron en que estuvo en una defensa dura, buena selección de tiros y, por sobretodas las cosas, en que el equipo maduró.

Eduardo Mazzella: “Seguimos al pie de la letra la estrategia, jugamos sin egoísmos y defendimos muy bien. Si bien hay que saber defender, al básquet ganás cuando metés más puntos que el rival y también anduvimos muy bien en ese aspecto. Acá es donde cuenta la experiencia.

Mariano Aguilar: “El lunes ganamos porque no nos confiamos por lo del sábado. Pero haciendo un balance de los dos juegos creo que la clave estuvo en jugar de manera agresiva. Dimos un paso más. Ahora hay que pensar en el partido del viernes.

Mario Spada: “Los muchachos están muy bien de la cabeza. Demostraron que saben muy bien qué hacer en los momentos difíciles”.


Comentarios


Lo peor que le puede pasar al "Depo" es confiarse