Lo que falta, según los directivos



Además de las obras complementarias que dependen de acciones propias, Dagnino y Sebastiani enumeraron -con aportes del técnico Eduardo Pedreti- las asignaturas pendientes por decisiones ajenas, según el análisis de Alpat.

El listado incluye el acueducto (actualmente el DPA efectúa el registro de oposición), autorizaciones de Medio Ambiente por tratamiento de efluentes y la falta la aprobación del municipio de San Antonio al lugar -actualmente previsto- para arrojar efluentes (Bajo Riñon).

También, se mencionó la certificación y la liberación del filtro importado (destinado a la separación de sólidos en efluentes) que está en la zona franca de La Plata, con relación al cual Economía afirma que se debe pagar arancel -según Dagnino- por 3 millones y Alpat dice que debe enmarcarse en la política de promoción.

El reclamo expuesto como decisivo por las autoridades de Alcalis lo constituiría “el canje de los avales bancarios por nuevos diferimientos impositivos”, por 163 millones.

Ante una consulta del vicegobernador Bautista Mendioroz, Osvaldo Dagnino advirtió que no se puede continuar el proyecto si no existe ese canje aunque después Sebastiani relativizó la cuestión al confiar en una respuesta favorable de Nación y, en el peor de los casos, desligó cualquier definición al posterior análisis del directorio de la firma Alpat.


Comentarios


Lo que falta, según los directivos