"Lo que hace la Justicia es impresentable"

Críticas del padre de la joven, a dos años de su desaparición. Marcharon en Fernández Oro para que el crimen no quede impune. El polideportivo municipal lleva desde ayer el nombre de la chica.

FERNANDEZ ORO (AC).- Salieron desde la plazoleta por donde caminó la fatídica noche en que desapareció y avanzaron hasta el poliderportivo municipal, un lugar al que la menor iba asiduamente y que desde ayer lleva su nombre. Unas 200 personas participaron durante la tarde de una marcha que se hizo en memoria de Otoño Uriarte y para decir "basta de impunidad".

"Es impresentable lo que está haciendo la justicia en el caso", resumió Roberto Uriarte al finalizar la movilización en el anfiteatro. El papá de la adolescente no participó del recorrido porque se quedó haciendo los preparativos para las actividades culturales previstas para la tarde-noche.

"Los avances y retrocesos... no hay nada concreto. Todo es muy superficial. En el momento en que se tuvo que investigar no se investigó adecuadamente y ahora es muy difícil. La Justicia es impresentable. Para mí no tiene argumentos como para hacer lo que hace. No sé, no tengo palabras", continuó criticando.

Cuando se le preguntó por los resultados de la pericia parcial de ADN que llegó en los últimos días (dando una cierta correspondencia -no idendidad completa- de un pelo con la cadena genética de uno de los cuatro ex detenidos) lejos estuvo de ver un avance. "En realidad no arrojó resultados. Son todos supuestos, concretamente no hay nada. No puedo estar defendiendo una postura que no nos da respuestas, no sólo a mí sino a la comunidad", afirmó.

Uriarte, también ante una consulta, recordó que está en marcha un proceso en contra de la jueza María del Carmen García García, a quien oportunamente le pidieron que se "apartara" del caso.

Pese a esta realidad, dijo que es "optimista" y que aún mantiene esperanzas de encontrar a los culpables.

La concentración para la marcha se realizó a partir de las 18 en la plazoleta que recuerda a Otoño, ubicada en el acceso este de la ciudad. Familiares, amigos, el intendente Juan Reggioni, el secretario general de Unter, Marcelo Nervi, referentes de agrupaciones como Hijos y La Revuelta, y también allegados a víctimas de otros casos que enlutaron a la región y al país, se unieron en el recorrido. Estuvieron, entre otros Gustavo Mellman (padre de la joven asesinada en Miramar) y la mamá de Atahualpa, el estudiante ultimado en Viedma.

Los manifestantes se encolumnaron tras un enorme cartel que decía "Otoño vive en la esperanza de quienes luchan". Detrás, iba otro de los compañeros de la menor que ahora ya están en quinto año. "Aunque hayan robado tus sueños y cerrado tus ojos. Este año egresarás con nosotros y a pesar de que el tiempo pase jamás te olvidaremos", decía.

La caminata llegó hasta el polideportivo municipal, que por ordenanza fue nominado "Otoño Uriarte". Fue el momento más emotivo. Más de uno de los participantes lloró; sobre todo, los compañeros de colegio.

"Otoño Uriarte. Que tu sonrisa sea memoria viva y presencia de lucha en la vida y los sueños de los jóvenes", expresa la placa ubicada en el hall de entrada del estadio. En letras más chicas, debajo de la foto de la joven que recorrió el país, se da una breve reseña del caso de esta "estudiante y deportista de 16 años".


Comentarios


«Lo que hace la Justicia es impresentable»