Lo que más preocupa: desocupación y hospitales

La tercera inquietud corresponde a las escuelas. Esta evaluación rionegrina se evidenció en un muestreo de una encuestadora nacional. Notables particularidades en cada localidad.

VIEDMA (AV).- La desocupación, los hospitales y las escuelas son las tres principales preocupaciones rionegrinas, según un análisis de una encuestadora nacional.

Seis de cada diez mencionan a la desocupación mientras igual proporción incluye a la salud y la educación.

Además, son llamativas las particularidades regionales: Cipolletti mantiene inquietud por la seguridad, Viedma por los bajos salarios, Bariloche por las escuelas y, entre otras, Roca por el estancamiento económico.

El muestreo de Hugo Haime consultó sobre los “principales problemas de la provincia” y planteó 18 opciones para elegir dos menciones. Así, el 66,6 por ciento centró su preocupación en la desocupación, seguido por los hospitales (31,7 por ciento) y escuelas (20,3 por ciento).

En la evaluación particular, Viedma registró el mayor porcentual -el 77 por ciento- donde la desocupación se mencionó como principal preocupación, seguido por los “bajos salarios” -un 20,1 por ciento- pero este problema se ubicó quinto entre las inquietudes rionegrinas. Si bien no es preocupación provincial, en otra parte de la encuesta se advierte que el 28 por ciento reconoce que los bajos haberes “lo afecta en lo cotidiano”.

También, la cercanía de Viedma a las decisiones gubernamentales son las mejores respuestas a los hospitales y las escuelas. Ambas menciones en los viedmenses son las menores de Río Negro.

Por su parte, un 67,1 por ciento de Cipolletti priorizó la desocupación, con un 30,7 por ciento de preocupados por los hospitales y un 23,8 por ciento por las escuelas.

Pero, esa ciudad sigue inquietud por la inseguridad y falta de justicia. El sondeo de Haime plantea dos menciones -”falta de seguridad” y “mal funcionamiento de la justicia”- que duplica en Cipolletti los niveles provinciales y totaliza 31,6 por ciento, ubicándose así en el segundo lugar de los temores cipoleños.

En cambio, Bariloche refleja su realidad. Además de la primacía de la “desocupación”, la ciudad andina representa el más alto índice preocupado -un 24,5 por ciento- por las escuelas. El estancamiento económico conforma otra gran preocupación. Bariloche lidera en la mención de “la falta de crecimiento”, con un 9,6 por ciento, pero esa visión ronda al 19 por ciento al sumarse al 9,3 por ciento de “crisis en las economías regionales”.

Esta situación regional acumula un alto grado de preocupación en Roca, con un 20 por ciento entre aquellas dos menciones. Igualmente, la mayoría optaron como principales inquietudes a la desocupación, los hospitales, las escuelas y los bajos salarios.

Además, General Roca se diferencia porque destaca “la corrupción” como problema, con un 6,5 por ciento, mientras otro 3,5 por ciento lo centraliza en el gobierno. En cambio, Choele asignó gran importancia a “la corrupción gubernamental” con un 11,5 por ciento, que llega al 13 por ciento con aquel item general.

La evaluación de Choele es particular y horizontal. El índice de preocupación por la desocupación -57 por ciento- es el menor de la provincia. En cambio, un 38,2 por ciento se alertó por los hospitales y un 15,9 por ciento por las escuelas. Por el contrario, destaca “la falta de viviendas” con un 11,1 por ciento.

Finalmente, San Antonio ubicó a la “pobreza” entre sus tres principales preocupaciones, después de la falta de trabajo y la situación hospitalaria.

Además, después de Cipolletti, es la localidad más preocupada por la seguridad y cuestionamiento a la Justicia.

Una visión política

Hace varias semanas, “Río Negro” publicó parte del muestreo, esencialmente la proyección de los dirigentes políticos con vista a las próximas elecciones, la visión provincial ante el gobierno nacional y la impresión rionegrina ante el escándalo del Senado.

El sondeo se concretó durante las denuncias de coimas en la Cámara Alta. En ese sentido, los consultados no tenían dudas: el 94 por ciento creía que había existidos coimas.

Al margen de la medición de los eventuales candidatos, el sondeo consigna que la Alianza concentra una tendencia del 39,8 y del 37,9 por ciento de los votos, según se trate de candidatos a diputados o senadores, respectivamen-te. El partido justicialista mantiene un 17,4 y 17,8 por ciento. (AV)

Intendentes aprobados, regulares y cuestionados

Los intendentes Julio Arriaga, Jesús Zuain y Adrián Casadei de Cipolletti, Choele Choel y San Antonio reúnen más de la mitad de los encuestados que consideran sus desempeños como muy bueno o bueno.

Mientras tanto, el intendente de Viedma, Gustavo Costanzo registra casi un 53 por ciento que califica su actuación comunal como regular. El roquense Ricardo Sarandría tiene un 48 por ciento de igual calificación.

En cambio, el 54,6 por ciento de los barilochenses considera el desempeño municipal de Atilio Feudal como malo o muy malo. Un 10 por ciento -el índice más alto de la encuesta de Hugo Haime - no quiere contestar, un 31 por ciento cree que la gestión de Feudal es regular y sólo un 4 por ciento califica de “muy bien/bien”.

Después de Feudal, el intendente Costanzo representa el porcentual más alto de desaprobación, con un 27,4 por ciento, seguido con un 52,8 por ciento de regular mientras un 16,4 por ciento de “muy bien/bien”.

Por su parte, el roquense Sarandría acumuló una evaluación positiva del 26,1 por ciento, un 48,8 por ciento de regular y un 22,2 por ciento definió su accionar gubernamental como muy malo o malo.

Seis de cada diez cipoleños aprobó la gestión de Arriaga. Un 60,3 por ciento calificó su desempeño como “muy bien/bien”, seguido por un 32,8 por ciento de regular y un 3,8 por ciento “muy/mal”.

El segundo mejor calificado entre los seis evaluados -siempre según la opinión de sus vecinos- es Casadei de San Antonio ya que un 51,4 por ciento calificó lo suyo de muy bueno o bueno, un 35,6 por ciento lo definió como regular y un 6,4 por ciento de muy malo o malo.

Zuain de Choele Choel logró el 51 por ciento de adhesión, un 33 por ciento de regular y un 10 por ciento lo desaprobó.

La encuesta de Haime fue realizada entre el 25 y 30 setiembre y en seis ciudades: Viedma, Cipolletti, Roca, Bariloche, Choele Choel y San Antonio. La técnica fue domiciliaria y los consultados fueron 512 rionegrinos mayores de 18 años.

Asimismo, Viedma aparece como la ciudad más opositora al gobierno provincial, con un 49,3 por ciento, mientras las más adherentes son Cipolletti y Choele Choel, con un 48 por ciento. En cambio, Bariloche es el “más neutral” con el 48 por ciento que así se define. (AV)

Evaluación provincial

Un 43 por ciento de los rionegrinos se autodefinió como “opositor” al gobierno de Pablo Verani mientras adhirió a la gestión otro 43 por ciento. Un 14 por ciento se consideró “neutro” y el uno por ciento restante no quiso opinar.

La muestra de Haime también consultó sobre “la percepción del estado de animo”. Un 45 por ciento entendió que la comunidad está “triste y desanimada” mientras otro 36 por ciento consideró que está “con bronca”. Un 1 por ciento “es indiferente” y sólo el 18 por ciento está “esperanzada”.

Mayormente, este cuadro se relaciona a la situación del país, en el cual, un 47 por ciento de los rionegrinos evalúa que el gobierno de Fernando de la Rúa “no tiene plan de gobierno” mientras un 18 por ciento lo califica como “equivocado”. Un 5 por ciento no quiso opinar y un 30 por ciento calificó al accionar gubernamental como “correcto”.

Además, un 59 por ciento entendió como regular el desempeño del presidente de la Rúa y un 29 por ciento como negativa. Sólo la aprobó un 11 por ciento. (AV)


Comentarios


Lo que más preocupa: desocupación y hospitales