"Lo que me tocó vivir como mamá"

Estimados lectores: quisiera relatar una circunstancia de la vida que me tocó vivir. Soy mamá primeriza, por cuestiones de la naturaleza mi bebé atravesaba en el 8º mes de gestación una enfermedad no muy conocida, que en una ecografía se dictaminó, gastrosquisis, muy común en los varoncitos.

Es un pequeño corte en la pancita del bebé y tenía parte de su intestino afuera.

Hicimos todos los estudios posibles, con una cirugía programada, para mediados de setiembre, daría a luz un varoncito.

Angustiada por el riesgo de vida de mi bebé, pero con toda la fe del mundo, transité los días previos al nacimiento. ¡Oh, sorpresa!, el 30 de agosto adelantó su llegada. Empecé con dolores y trabajo de parto, en Zapala, a 185 km de Neuquén, donde se encontraba la complejidad para atender mi caso.

Rápidamente comenzó la cuenta regresiva y el traslado, en menos de 2 horas estaba en la clínica. A las17 hs di a luz a mi bebé por cesárea, Tomás Rodrigo, a las 21 hs ingresó a quirófano, su operación fue perfecta, dirigida por el Dr. Fichera. Su vida ya no corría peligro. El día 26 de setiembre, después de 27 días, nos dieron el alta y volvimos a casa, donde lo esperaba con ansias mi familia.

Me inunda un profundo agradecimiento, que quisiera detallar: al Dr. Arellano -excelente ginecólogo-, doctora, enfermera y chofer de traslado, que se arriesgaron en recorrer 185 km conmigo, a los compañeros de mi papá, señores policías, unidades de Zapala, Comando Cutral Co y Neuquén, por habilitarnos la ruta y tener vía libre. A todo el personal de la clínica Materno Infantil San Lucas, pero un reconocimiento especial al sector de terapia neonatal, Dres. Fichera, Rodríguez, Dra. Morcillo, enfermeras/os Laura, Guillermo, Roxana, Yakelin, Jhoana y otros, por su dedicación, esfuerzo, paciencia y voluntad silenciosa hicieron que Tomy se recuperara y nos sintiéramos como en casa, a la obra social ISSN -por darme toda la atención-, a vos mamá Edith y papá Antonio, hermano Tony y a toda mi familia por estar en todos los momentos y en especial a vos, Tomás Rodrigo, mi bebé, con tu mirada inocente, tus gestitos y tu vida a mi lado, me hacés la mamá más feliz del mundo.

Gracias a todos los que de una u otra forma colaboraron para que hoy, gracias a Dios, esté feliz.

Y a aquellas personas que tienen el poder de decidir, por favor, basta de obras faraónicas, de gastar fortunas en cosas sin sentido e invirtamos en hacer más hospitales, clínicas y en todo lo relacionado a la salud, porque no hay cosa más linda en el mundo que dar vida y si es con toda la atención posible, mucho mejor.

Tatiana Edith Grigor

DNI 33.492.894

Zapala


Comentarios


«Lo que me tocó vivir como mamá»