Lo quieren santificar en Madrid



#

Simeone sacó al Atlético de un pozo depresivo.

El Atlético de Madrid cambió radicalmente su cara y un nombre aparece como responsable de la reacción: “San Diego Pablo Simeone”, el artífice del milagro. El conjunto albirrojo, tan deprimido hace sólo cuatro semanas, sumó 10 de los últimos 12 puntos y está sexto en la liga, igualado con el Athletic de Bilbao, y a sólo dos puntos de las posiciones de la Champions. Nadie lo podía imaginar a comienzo de año, cuando el Atlético comunicaba la destitución de Gregorio Manzano tras dejar al equipo eliminado de la Copa del Rey y cerca de los puestos de descenso. El club, en una maniobra casi desesperada, contrató a Simeone, consciente de su carisma ante los hinchas. Y, hasta aquí, nadie puede sentirse defraudado. “San Diego Pablo Simeone”, tituló ayer el diario “Marca”, concediendo al técnico argentino un poder casi sobrenatural después de levantar a un equipo caído. “Un milagro exprés”, añadió el periódico “As”. Así, el Colchonero volvió a parecerse a sí mismo: pasó de la angustia a la euforia desbordada. Tanto que muchos reclaman el derecho a aspirar a cazar al Valencia, tercer clasificado, con siete puntos de ventaja y próximo rival en la Liga española. Ahora el gran reto de Simeone es sostener esta reacción y que el Atlético no vuelva a la angustia.

Archivo


Comentarios


Lo quieren santificar en Madrid