Lo recibió una multitud, pero no se siente salvador

Guillermo fue ovacionado en su vuelta a Gimnasia, luego de 13 años.



#

Delmar, Barros Schelotto y Cappa, el tridente que ilusiona al mundo del Lobo.

fútbol de afa

Guillermo Barros Schelotto fue presentado hoy ante una multitud en el predio de Estancia Chica como nuevo refuerzo de Gimnasia y dijo que su club “tiene que recuperar la identidad” luego “del abismo” en que lo dejó la anterior conducción. “Hoy necesitamos de todos. Yo no soy un mesías ni un salvador, tenemos que estar todos juntos y unidos. Tenemos que recuperar la identidad que perdimos hace 13 años”, declaró un emocionado Barros Schelotto en conferencia de prensa. “Hace cuatro años que me fui al exterior. Hasta que no sume entrenamientos no voy a saber en qué puedo ayudar. Aunque sea jugando 5 o 10 minutos, o fuera de la cancha, voy a apoyar al equipo”, resaltó el atacante, quien regresó a Lobo, luego de su paso por Boca y el Columbus. Guillermo aseguró que “si había un momento para volver era este” por las dificultades que tiene Gimnasia con el asedio del descenso. “Lo fundamental es que tenemos que estar todos juntos. Hay que estar tranquilos y disfrutar del club que tenemos”, expresó el delantero, quien, luego del acto, se puso la camiseta número 7 que usará en el Clausura. De la presentación del Mellizo, además de filiales y socios del club, estuvieron también el presidente Héctor Delmar y el técnico Ángel Cappa, quienes destacaron el gesto de Barros Schelotto de regresar. “El fútbol tiene momentos y personas ejemplares que nos hacen sentir felices a todos. El gesto de Guillermo es de una generosidad muy pocas veces visto. Tiene un prestigio enorme y será un orgullo poder dirigirlo”, señaló Cappa. “Es para mí una emoción enorme y un privilegio tener a Guillermo otra vez en el club. Es una alegría que todos los gimnasistas se merecen y se terminaron los sufrimientos”, expresó un emocionado Delmar, quien junto a los hinchas coreó las canciones de la tribuna del Lobo. Barros Schelotto realizó ayer su primer entrenamiento en doble turno en su vuelta a Gimnasia, bajo las órdenes de Cappa. En Estancia Chica y a puertas cerradas, el Mellizo escuchó primero las palabras que el DT le pronunció a todo el plantel, y luego tomó contacto con el balón en ejercicios en los que también se trabajó en la parte física. El ex Boca es el tercer refuerzo y se sumó a Germán Pacheco y al “Maestrico” César González. (DyN/AN)

DyN


Comentarios


Lo recibió una multitud, pero no se siente salvador