Lobos, delfines y toninas juegan en Las Grutas

Un espectáculo para disfrutar en vivo por estos días, frente a la costa del balneario.



1
#

2
#

3
#

La impactante fauna marina pareció ponerse toda de acuerdo frente a Las Grutas. Lobitos (Arriba), toninas (abajo izq.) y hasta una ballena (derecha) se dejaron admirar y fotografiar.

LAS GRUTAS (ASA) Las costas de Las Grutas se han convertido por estos días en un verdadero espectáculo para aquellos que aman disfrutar en vivo y en directo de la diversidad de la fauna marina que siempre es motivo de sorpresa en la zona. Es que ahora, en plena temporada baja, aunque las playas se muestran más despojadas de turistas, desbordan de la actividad que aportan otros visitantes. Son los lobos marinos de uno y de dos pelos, las toninas y los delfines que, aprovechando la tranquilidad reinante en el entorno, se adueñan del mar para alegría de todos los que paseando por la arena o desde la costanera descubren de improviso la rauda aparición de la silueta de alguno de ellos. Esta vez, sin embargo, la magnificencia de las ballenas, que con su aparición siempre se llevan toda la atención y las miradas, ha sido opacada un poco por la inusual cantidad de lobos, que en su variedad de dos pelos (cuya presencia no es tan masiva en estas costas) parecen haber adelantado incluso su concurrencia a la villa, que generalmente se da al comienzo del mes de septiembre. “Realmente es sorprendente la cantidad de estos ejemplares que pudimos ver en estos días, apostados en distintos sectores junto a otros lobitos de un pelo, que es la variedad más común en esta zona, por eso nos parece poco habitual porque en otros años recién al comenzar la primavera comenzaban a proliferar” manifestó Claudio Barbieri, un reconocido prestador de buceo de la villa. Estos lobos denominados de dos pelos son fácilmente identificables porque su pelaje está compuesto justamente por pelos de dos tipos dispuestos en capas superpuestas, una corta y pegada al cuerpo y la segunda más larga y gruesa que cubre la primera, y poseen un gracioso hocico puntiagudo y orejas alargadas. “Son muy atractivos y hasta ahora, en distintos paseos embarcados que realizamos, su presencia es la que motivó más curiosidad y admiración tanto de amigos como de turistas” apuntó Barbieri. Pero no hace falta embarcarse para disfrutar de cerca de la gran variedad de fauna, y eso está más que claro para los residentes del lugar que por estos días, haciendo uso de largavistas y binoculares, se dedican a descubrir e identificar a estos graciosos visitantes, confundiendo su entusiasmo con el de algunos turistas que se están dando cita en la villa. Por eso, debido al movimiento de público que se está registrando en el balneario, la postal que dibujan ballenas, lobos y delfines en el horizonte marino es aún más celebrada por los prestadores, que coinciden al considerar que su presencia es un ‘gancho’ para que estos grupos de recién llegados (que en su mayoría tienen como destino final Bariloche o Puerto Madryn) alarguen un poco más su estadía en la villa, que actualmente está promediando los tres días, según detalló recientemente la secretaría de turismo local. Además, el clima benigno que acompañó las últimas jornadas y el sol invernal que le suma intensidad a las tardes hacen de la playa el escenario ideal para disfrutar de largas caminatas que podrán interrumpirse ocasionalmente para contemplar el salto de un delfín, o la presencia de un simpático lobito.

Martín Brunella


Comentarios


Lobos, delfines y toninas juegan en Las Grutas