Lograr la reactivación es el desafío

La ciudad tiene 7.500 habitantes. Más de 1.000 están sin trabajo. La esperanza está puesta en la instalación de la cárcel y en el afianzamiento del frigorífico.



La municipalidad de Senillosa tiene cifradas sus esperanzas en que la construcción del nuevo edificio de la Unidad Penitenciaria 9 permitirá reactivar económicamente a una población golpeada fuertemente por la desocupación.

La ciudad creció demográficamente al amparo de las grandes construcciones hidroeléctricas como Piedra del Aguila, Arroyito o Pichi Picún Leufú y al finalizar las obras “la gente se quedó acá, varada”, indican.

La localidad cuenta con una población superior a 7.500 habitantes, de los cuales existe un registro de “más de 1000” -quizás unos 1.500- que están sin trabajo pese a integrar la franja de las personas “económicamente activas”. “Tenemos mucha expectativa con lo que puede llegar a generar la instalación en la ciudad de una Unidad Penitenciara”, dijo el intendente Sergio Farías. Dio estadísticas de pueblos que crecieron alrededor de una unidad penal -como en Batán- e indicó que según los cálculos, la generación de puestos de trabajo es “uno a uno” en relación con la cantidad de internos, que está proyectada en 400.

La cárcel cuenta con unos 260 operarios -entre agentes y personal afectado al servicio- por lo que no descartó que tras la finalización de la obra- donde se estima que trabajarán más de 200 obreros- se generen más puestos estables. “Pero el mayor valor agregado que podemos generar en el futuro son los servicios que podamos prestar”, dijo el jefe comunal. Con un tiempo de ejecución de trabajos estimado en casi dos años, Farías proyecta que en cuanto esté en funcionamiento la cárcel habrá demanda de alquileres y de mayor transporte hacia la capital neuquina.

“Sé que hay grupos que están pensando en armar una cooperativa de transporte, o similar, que nosotros vamos a alentar”, dijo Farías. Indicó que en la ciudad no hay hoteles para el alojamiento de familiares que visiten a los presos, o la infraestructura que podría demandar en el comercio el permanente arribo de abogados, jueces y el movimiento de los agentes afectados al servicio penitenciario.

La cárcel estará ubicada a cinco kilómetros del casco urbano de Senillosa, camino a Arroyito. Es un predio de 90 hectáreas, con 300 metros de frente hacia la ruta 22. “A corto plazo no había otra iniciativa para reactivar la actividad local: tenemos algunos emprendimientos que requieren un empujón como la fábrica de pinturas, y algunas firmas que están trabajando en el Parque Industrial”, dijo.

Con optimismo recalcó el afianzamiento del frigorífico que funciona en la localidad, que con la apertura definitiva de la barrera sanitaria trajo aparejada una continuidad de trabajo y la posibilidad de ampliación de la capacidad de frigorífico, además de una sala de desposte, lo que le valió la habilitación para tránsito federal. El matadero ocupa a unas 40 personas en forma permanente, y Farías considera que en el futuro esto puede generar mayor trabajo. (AN)

En la tarea de recuperar la historia

La localidad de Senillosa celebra oficialmente hoy 49 años, sin embargo la comunidad cuenta con una historia de pobladores que se remonta a junio de 1899. El aniversario ¿cuál?, bromean los lugareños al consultar por la fecha.

Jesús Carrasco es un hombre de 43 años que hace más de 10 años comenzó, por un interés personal, en rescatar la historia de esta ciudad a la que hoy se le calcula una población estimada en más de 7.500 habitantes. Carrasco llegó Senillosa con menos de un año de vida, hizo el secundario en Neuquén capital porque “acá no había secundario entonces” y tras volver de La Plata donde dejó inconclusos estudios universitarios, comenzó con la tarea de buscar datos, revisar el archivo, verificar y buscar lugares históricos.

Explicó que las autoridades de 1991 encontraron documentos históricos que revelaron que el 26 de julio de 1951 se conformó la primera comisión de fomento. En esa fecha, se aprobó la mensura y subdivisión del ejido que nació con 18 manzanas, de 18 lotes cada uno.

Es por ello que se redactó una ordenanza en la que, con una exposición de argumentos históricos, se fijó el 26 de julio como día oficial de conmemoración del aniversario, ya que anteriormente no se tenía registro de organización política. Sin embargo, existen antecedentes importantes del asentamiento poblacional con anterioridad a esa fecha. De esta manera en los archivos existe constancia de la inauguración de la estación ferroviaria en 1914, la creación de una estafeta postal en 1934 y posteriormente la apertura de la escuela nacional 91.

El primer dato histórico fue observado el 24 de junio de 1899, día en que el presidente Argentino Roca le otorgó a los hermanos Pastor y Felipe Senillosa las tierras que le dan nombre a la localidad. Pero paradógicamente, los dos hermanos nunca conocieron las tierras neuquinas. “Trato de recuperar la historia de Senillosa a través de relatos, de documentación y de fotografías para recuperar el patrimonio cultural-histórico, los viejos edificios, los eventos que fueron históricos”, detalló Carrasco.

Así, recopiló entrevistas, acopió grabaciones, y reprodujo fotografías de los primeros años. En agosto, montará una exposición con la compilación de documentos y fotografías.

La visión de los comerciantes

Los comerciantes esperan que la cárcel reactive el movimiento en el pueblo, pero dudan que la obra sea el esperado comienzo de un desarrollo local esperado. “Acá el pueblo está estancado, avanzó demográficamente pero no en empresas, estamos como marginados y alejados de los avances”, se quejaron.

Muchos esperan que la construcción de la unidad carcelaria provoque la reactivación que se anuncia desde el gobierno municipal. Pero otra gran mayoría desconfía de tanta expectativa y considera que no habrá cambios.

Carlos llegó a Senillosa en 1965 y trabaja en la provincia. Además, tiene un quiosco que comanda junto a su esposa. Para él, “acá no pasa nada, yo fui a la escuela primaria 91, la misma que ahora va mi hija. A 30 kilómetros de la ciudad, Senillosa no avanza nada: tiene un balneario que dicen que es de los más hermosos que hay y ni siquiera se preocupan de arreglarlo”.

En pocos meses inaugurarán la refinería

La refinería Fox Petrol SA comenzará a operar en Senillosa a mediados de agosto o los primeros días de setiembre. Así lo informó el gerente de producción de la firma Marcelo Macedo Francés.

La firma es un desprendimiento de una empresa de servicios petroleros y fue creada especialmente para generar derivados hidrocarburíferos y comercializarlos en la región así como también generar solventes de uso industrial que serán vendidos en el mercado nacional.

Se instaló en el Parque Industrial de Senillosa, un espacio que las autoridades buscan potenciar para lograr “el despegue” y el desarrollo del pueblo. (AN)


Comentarios


Lograr la reactivación es el desafío