López Anadón: Vaca Muerta tiene un potencial exportador de 15.000 millones de dólares al año

El presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas, Ernesto López Anadón, analizó el escenario del sector hidrocarburífero ante la transición energética y remarcó los ingresos que la formación shale puede generar.




«Los no convencionales son el único proyecto, en el medio plazo, capaz de generar un desarrollo económico de magnitud en todo el país”, aseguró el presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, como preámbulo para no solo advertir que la formación shale tiene el potencial de generar exportaciones por 15.000 millones de dólares por año, sino que para ello es necesario garantizar condiciones de base, en especial ante la inminente transición energética.

“En los últimos años las compañías le han encontrado la vuelta a Vaca Muerta, y la productividad de los pozos es impresionante cómo se ha ido superando año tras año. Hoy es una cuenca que con inversión puede rápidamente levantar su producción, pero estamos en Argentina, y para eso se requieren una serie de flexibilizaciones en las políticas que están llevando adelante los gobiernos”, indicó en una entrevista con Energía On.

Entre esas condiciones, López Anadón señaló que es necesario “permitir la exportación porque esto puede ser un proyecto exportador básicamente, dar las condiciones necesarias para que se haga la infraestructura de evacuación que hoy no está y dar las garantías a las empresas de que van a poder repagar lo que están invirtiendo”.

El titular del IAPG detalló que el 2021 cerró con cerca de 600 pozos perforados, un buen número en contraste con los 382 que hubo en el 2020, un año signado por la pandemia. Pero alertó que “estamos muy lejos de lo que nuestra industria puede lograr si se estableciesen las políticas adecuadas para nuestra actividad”.

En ese sentido remarcó que “el desarrollo intensivo de nuestros recursos requerirá de la perforación de 1000 a 1500 pozos al año, entre desarrollos convencionales y no convencionales, con inversiones del orden de los 10.000 a 15000 millones de dólares anuales”.

Y enfatizó que “Vaca Muerta tiene el potencial para producir 500.000 barriles de petróleo por día y 100 a 150 millones de metros cúbicos de gas diarios con un adecuado aumento de la actividad. Esto daría saldos exportables anuales de gas, petróleo y derivados por un valor de 15.000 millones de dólares año comparado con alrededor de 4,000 millones que se exportan actualmente”.

López Anadón aseguró que considera que “a la industria del gas y el petróleo le queda mucho tiempo, porque la transición energética es compleja, la población sigue creciendo, las necesidades energéticas van a ser cada vez mayores y los países necesitan desarrollarse y para desarrollarse necesitan energía fluida y barata que hoy no hay otro sistema que la dé más que los hidrocarburos”.

En el caso local, el titular del IAPG advirtió que “en Argentina hay una ventana de tiempo para hacer las explotaciones, en la medida en que no las hagamos, puede ocurrir que cada vez se necesite menos gas y petróleo, o que se desarrollen otras cuencas. Con lo cual las oportunidades que tenemos nosotros son ahora y hay que aprovecharlas”.

De cara a este proceso de transición energética que se ha acelerado en los últimos tiempos, López Anadón sostuvo que “es importante que nuestra región, y Argentina en particular, establezcan su propia agenda, que contribuya a la baja de emisiones, pero que privilegie el crecimiento de sus economías”.

En esa agenda propia, señaló “la incorporación del gas natural en el transporte urbano y de cargas y el uso de la tecnología híbrida en los vehículos livianos. Aprovechar las zonas de alta radiación o de buenos vientos para desplegar energía eólica y solar en combinación con el gas natural cercanas a centros de consumo o a líneas de alta tensión existentes”.

A su vez López Anadón sumó a la lista de la agenda que Argentina debería seguir “fabricar paneles fotovoltaicos, generadores eólicos y baterías, que hoy se construyen en países de altas emisiones y que de ser fabricados en la región darían una mayor contribución global a la baja de emisiones”.

Aunque advirtió que para lograr todo esto “será necesario contar con mecanismos de financiamiento que deberían ser provistos con largos plazos de pago y con bajas o nulas tasas de interés”.

Mientras el titular del IAPG llamó a hacer de este proceso una política de estado que transcienda los partidos políticos y las gestiones, también mencionó que como parte del proceso de transición hacia energías más limpias, “va a haber que buscar fórmulas para bajar las emisiones utilizando hidrocarburos. Es un camino que es interesante analizar hacia dónde invertir, es el de la captura y el secuestro de carbono«.

“Esta tecnología de aplicarse, costaría hoy lo mismo que transformar toda la flota automotriz del país a eléctrica. Por lo cual la industria debería invertir en esto para demostrar que es puede invertir en gas y petróleo bajando sus emisiones”, sostuvo.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
López Anadón: Vaca Muerta tiene un potencial exportador de 15.000 millones de dólares al año