López Murphy aceptó ser el nuevo ministro de Economía



Análisis:

Notas anteriores:

Ayer a las 17 el presidente lo presentó y confirmó como ministro. También dijo que Horacio Jaunarena será el titular de Defensa, como lo fue durante el gobierno de Raúl Alfonsín. (Ver pag 20)

Sin embargo, nada clarificó acerca de la posibilidad de que Domingo Cavallo se ponga al frente del Banco Central en reemplazo de Pou. Sólo admitió “contactos” con él, pero “no ofrecimientos”. Sin embargo, se sabe que el gobierno sigue trabajando para incorporarlo y que Cavallo está dispuesto a aceptar, siempre que haya “juego limpio” para la salida de Pou. (Ver pág. 20)

Tampoco De la Rúa hizo mención acerca de cambios de otros ministros. La expectativa de un relanzamiento del gobierno con otros nuevos rostros había sido alentada por el propio Ejecutivo cuando pidió la renuncia de todos los ministros y secretarios. Inmediatamente las miradas fueron puestas sobre Federico Storani, ministro del Interior, y Graciela Fernández Meijide, su par de Desarrollo Social. “Desmiento categóricamente” tales rumores, enfatizó De la Rúa. No obstante aclaró que las dimisiones “serán consideradas en el transcurso de la semana”.

Se sabe que López Murphy aspira a un ministro del Interior con personalidad, especialmente considerando que bajo esa órbita está la relación con las provincias. Y Storani no cuadra en el perfil. Tanto el presidente como el nuevo ministro se encargaron de disipar las especulaciones que mencionaban la renuncia de Storani como condición de López Murphy para aceptar el cargo.

“No pienso en una cirugía estética para que mi rostro sea más agradable”, dijo también López Murphy ante la referencia de un periodista a su cara adusta. Simplemente respondió: “Haré las cosas con la profesionalidad, la franqueza y la seriedad de siempre”. Anticipó que uno de los objetivos de su gestión será cumplir con las metas fiscales acordadas con los organismos internacionales. Pero prefirió no hablar de ajuste. (ver aparte)

Otro de los grandes rumores, una eventual devaluación, fue desmentido por De la Rúa: “La paridad cambiaria se mantiene. Lo ratifico totalmente. Espero que los mercados demuestren mañana (por hoy) su confianza hacia el nuevo ministro”.

La aceptación de López Murphy al cargo que debió abandonar Machinea por el fracaso de sus intentos por resucitar la economía, la obtuvo el presidente ayer al mediodía. El flamante ministro acababa de regresar de París, tras un agotador vuelo de 14 horas.

La dilación del gobierno en dar una rápida respuesta del nombre del sucesor se había vuelto preocupante para una población ávida de noticias y mercados necesitados de claras señales para operar sin sobresaltos.

El flamante jefe del Palacio de Hacienda también desempeñará funciones como ministro interino de Infraestructura y Vivienda.

La confirmación de López Murphy se produjo 48 horas después de que se hiciera pública la renuncia de Machinea y horas antes de la apertura de los mercados bursátiles y financieros de las principales plazas de exterior.

Atentos al escaso tiempo que restaba para que el mundo financiero comenzara a reclamar definiciones, varios hombres del Gobierno se contactaron con inversores internacionales para informarles sobre la designación de López Murphy.

El ahora ministro de Economía concurrirá hoy al Palacio de Hacienda para reunirse con los colaboradores de su predecesor, a los efectos de recabar la información necesaria para la formación de su propio gabinete, en el que se especula con la incorporación de técnicos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), de donde proviene.

El caso Río Negro

La referencia al rostro grave, imperturbable, penetrante, de López Murphy tiene relación con su fama de “duro”. (Ver “El más duro”)

Este economista de 49 años, que tiene un posgrado en la universidad de Chicago, viene de “enderezar” los balances de las fuerzas armadas como titular de Defensa. Le toca hacer lo mismo ahora con los números de la Nación. Y en ese sentido, la provincia que tiene motivos para preocuparse es precisamente Río Negro, cuya gestión estuvo mal acostumbrada a la tolerancia de funcionarios nacionales a su nivel de endeudamiento -el más alto del país- y a su poca decisión por bajarlo. La última refinanciación fue un claro ejemplo de complicidad con la falta de austeridad y voluntad de cumplir las metas acordadas.

Verani sabe que López Murphy piensa distinto. Su reputación entre los inversionistas internaciones viene precisamente de su inflexibilidad ante los desbalances fiscales.

“Se fue por agotamiento en la confianza”

José Luis Machinea se fue del Ministerio de Economía por “un agotamiento en la confianza” y no como consecuencia de algún “conflicto interno” en el gobierno, explicó ayer el presidente Fernando de la Rúa.

Las palabras del Presidente contradicen declaraciones del propio Machinea, quien había confesado en una entrevista al diario La Nación que debió soportar “muchas peleas internas” durante su compleja gestión.

“¿Por qué se fue Machinea?”, le preguntó ayer un reportero a De la Rúa y el presidente empezó su respuesta responsabilizando a los periodistas por los permanentes rumores de crisis y renuncias en Economía. “Había muchas preguntas de la prensa que producen agotamiento en la confianza, en la disposición para el trabajo y Economía tiene siempre múltiples problemas que pueden haber influido en su decisión.

El factor confianza ha influido en su ánimo, aunque de parte del Presidente siempre tuvo la confianza y el respaldo”, comentó De la Rúa.

Luego, el mandatario aclaró que “no ha habido conflicto”, negó versiones de peleas en el Gobierno e insistió con que “la economía también funciona en base a planteos de confianza”.

Aunque dice un refrán que las comparaciones son odiosas, De la Rúa volvió a hablar de la “confianza” durante la conferencia de prensa ofrecida ayer en Olivos y fue para decir: “Espero que los mercados mañana me demuestren su confianza frente al nuevo ministro”.

Llamó la atención a algunos observadores que, contrariamente a lo que se estila, el Presidente no dedicó ningún comentario elogioso hacia el ex ministro, a quien ni siquiera le agradeció los servicios prestados.

En los corrillos políticos se comenta que a De la Rúa le habría disgustado la forma intempestiva, aunque respetuosa, con que Machinea se fue del Gobierno sin darle tiempo a resolver su sucesión.


Comentarios


López Murphy aceptó ser el nuevo ministro de Economía