Los 50 de Lindsay

Davenport suma y sube: otra vez es número uno.



Es un buen número el 50, dice Lindsay. Ayer, la estadounidense Lindsay Davenport conquistó en la ciudad alemana de Filderstadt el torneo número 50 de su carrera, tras vencer por 6-2 y 6-4 a la francesa Amelie Mauresmo y volvió a ser la número uno, desplazando de la cima a la rusa María Sharapova. La final fue una reedición de la disputada el año pasado, en la que Mauresmo se retiró por lesión. Davenport, actual número dos de la clasificación mundial, ya había ganado en 2001 y 2004 el torneo sobre pista cubierta que se celebra en las cercanías de Stuttgart, y en el que la campeona se lleva un premio de 98.500 dólares o un coche deportivo Porsche. En esta ocasión, Davenport renunció una vez más al dinero y se decidió por el coche. “El Cayman S pega bien en mi garaje junto a los otros dos Porsche”, dijo la tenista al recoger el premio después de la final, en la que jugó con fuerza pero con precisión. La estadounidense jugó a gran velocidad y con golpes fuertes, poniendo a la francesa una y otra vez ante tareas difíciles de resolver. Pese a que no ganó ningún Grand Slam, Davenport calificó la temporada de “increíble”. “No desperdicio ningún pensamiento sobre el final de mi carrera”, dijo. En Tokio, la checa Nicole Vaidisova se convirtió ayer, a sus 16 años, en una de las 20 mejores tenistas del mundo tras ganar su cuarto título en el circuito. Vaidisova derrotar a la francesa Tatiana Golovin por 7-6 (7-4), 3-2 y abandono. Mientras que en varones, el sudafricano Wesley Moodie conquistó en Tokio su primer título de ATP tras derrotar en una dramática final al croata Mario Ancic, que estuvo dos veces a un punto de la victoria. El triunfo fue finalmente por 1-6, 7-6 (9-7) y 6-4. En Metz, Francia, el croata Iván Ljubicic ganó un torneo después de cuatro años, luego de imponerse al local Gael Monfils, por 7-6 (9-7) y 6-0.


Comentarios


Los 50 de Lindsay