Los 94 años de Allen, una gran fiesta en las calles

El buen tiempo permitió a los vecinos disfrutar del desfile.





ALLEN (AA).- Una verdadera multitud salió a las calles ayer para festejar el cumpleaños Nº 94 de Allen. La tarde soleada y el clima un poco fresco pero agradable permitió a varios miles de familias disfrutar del tradicional desfile aniversario de la ciudad y los espectáculos que se prolongaban anoche sobre el escenario montado al aire libre, en pleno centro.

La convocatoria superó las cinco mil almas y los organizadores, algo más optimistas, estimaron un público cercano a las siete mil personas. Pudo saberse que sólo más de 1.500 personas participaron del desfile que se concentró sobre cuatro cuadras de la calle Avenida Libertad, frente al viejo municipio.

El color de la tarde fue aportado por centenares de niños que desfilaron representando a sus jardines de infantes, escuelas y diversas agrupaciones locales. El festejo, coincidente con la fecha patria, tiñó el desfile de «celestes y blancos».

La pasada principal por el centro de la localidad se largó casi a las 15 y duró poco más de una hora y media. Hubo de todo para ver, desde chiquillos enfundados en guardapolvos de colores, hasta uniformados de la policía y del Ejército vistiendo sus característicos trajes con los equipamientos de rigor y todo tipo de móviles que los acompañan en el desarrollo de sus tareas.

También pudo apreciarse el paso de flamantes colectivos, adquiridos recientemente por una empresa de transportes regional, potentes motocicletas y los infaltables caballos de las agrupaciones gauchas y tradicionalistas locales.

Tras el cierre del desfile, se abrió la peatonal aniversario sobre la avenida Libertad, donde la gente pudo apreciar todo tipo de artesanías -en tela, madera, materiales reciclados-, productos caseros, ropas y bijouterie en más de medio centenar de stands. Los vendedores ambulantes, y diversas instituciones que aprovecharon la oportunidad para recaudar fondos, también ofrecieron una gran variedad de cosas «ricas y caseras» para atraer el paladar de quienes deambulaban por las calles. El Paseo de los Artesanos funcionó a pleno y los productores de la Feria La Chimenea también dijeron presente.

Durante la mañana, las autoridades locales y provinciales, acompañadas por el vicegobernador de Río Negro, Mario De Rege, junto a representantes de escuelas e instituciones llevaron adelante los actos protocolares por la fecha patria y también se rindieron homenajes a los primeros pobladores y al fundador de Allen, Patricio Piñeiro Sorondo.

La jornada festiva ayer comenzó temprano con una salva de bombas que se prolongó durante vario minutos, a partir de las 8. A las 11 se iniciaron los actos en el Mástil Mayor y por la tarde el público comenzó a buscar sus lugares para observar cómodamente el desfile, desde alrededor de las 14. No hubo demoras y la recorrida -animada con la música de la banda local Huayque Nelo y la Banda de Música del Ejército Argentino- concluyó antes de las 17.

La Reina de la Pera, Mónica Valenzuela, escoltada por sus princesas, fue la encargada de abrir el desfile, y tras ella caminaron por las calles centenares de niños de los jardines de infantes y escuelas de la ciudad. También aportaron su simpatía, y se ganaron los aplausos de la gente, los abuelos de casi una decena de diversos clubes. Luego fue el turno de las agrupaciones folclóricas, instituciones de servicios, academias de danzas e instituciones y clubes deportivos. Las fuerzas de seguridad locales y los grupos montados cerraron el tradicional evento.

Por la tarde también se sucedieron diversos espectáculos culturales, concluyó el torneo de Juegos de Ingenio de AJIRA, y también hubo eventos de tipo deportivo. Pasadas las 18 se abrió el escenario montado frente al municipio y diversos artistas locales ofrecieron variados espectáculos. Anoche, la jornada de festejos iba ser coronada por la actuación de los hermanos Bongiovani.

 

El deporte, presente en el aniversario

ALLEN (AA).- El deporte tuvo un lugar de privilegio en todos los momentos de la celebración. Los clubes, instituciones y escuelas deportivas aportaron dinamismo y color al desfile y el ingenio de algunos también atrapó a los presentes.

La Escuela de Ajedrez, dispuesta a reactivar esta disciplina entre chicos y grandes, montó en una de las calles un juego de ajedrez gigante, donde muchos jóvenes y también adultos se dieron la oportunidad de jugar una partida hasta llegar al «jaque mate».

Durante la mañana se largó el rally de mountain bike organizado por el Grupo de Pruebas Combinadas de la ciudad y por la tarde se realizó la prueba atlética «94º Aniversario de Allen», coordinada por el Departamento de Deportes.

Además diversas instituciones montaron sus stands de venta de comidas, tortas y rosquitas, para ayudar a los chicos que desarrollan sus prácticas deportivas, según pudo verse, como el club Unión Alem y la Escuela de Fútbol 2 de abril.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los 94 años de Allen, una gran fiesta en las calles