Los adolescentes son los que más consultan sobre el sida

En el 2006 las llamadas a la línea gratuita aumentaron un 50%



#

Por lo general los jóvenes preguntan sobre dónde hacerse el test y si el preservativo es eficaz para prevenir el contagio.

De acuerdo con información dada por el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM), durante los dos últimos años se duplicaron las consultas recibidas en su línea gratuita -el número 0800 888 CELSAM- sobre infecciones de transmisión sexual (ITS) y sobre el HIV.

El informe señala que del total de las llamadas recibidas por la filial argentina de este centro en el año 2006, el 2.8% se remitieron a este tema, mientras que en lo que va del año 2007 el porcentaje de llamadas referidas al virus de inmunodeficiencia humana ascendió al 4.4%.

“La mayoría de las consultas recibidas se refieren a dónde realizar el test del HIV y cuán eficaz puede resultar el preservativo como método de prevención de las ITS -asegura la Dra. Karina Iza, médica ginecóloga miembro del Comité de desarrollo del CELSAM-. Es de vital importancia recordar el uso correcto del preservativo en todo tipo de contacto sexual, se trate de la vía vaginal, anal u oral.”

 

Entre varones y chicas

 

Los adolescentes, señala el informe de la ong, “deben ser una prioridad para las estrategias de prevención”. De acuerdo al último estudio realizado por el CELSAM acerca del uso de métodos anticonceptivos -un trabajo cualitativo realizado en el área metropolitana de Buenos Aires entre 50 jóvenes y que se dio a conocer en setiembre pasado-, se concluyó que en realidad es un bajo porcentaje de adolescentes el que conoce como usar correctamente un preservativo.

Según lo expresado por las adolescentes en los cuestionarios que por entonces se realizaron, prevalece la idea de que es el varón quien debería comprarlos, llevarlos y utilizarlos, dado que las chicas que se ocupan del cuidado en las relaciones mediante el preservativo suelen verse tildadas de “rápidas” u otras categorías despectivas.

Como consecuencia de esa situación de prejuicio, en varias oportunidades las respuestas de las chicas fueron del tenor de: “Si lo conozco [al chico con quien voy a tener una relación], por ahí no uso [preservativo]” o “Sé que no tiene HIV porque me dijo que con otras chicas se cuidó”.

Al respecto, los adolescentes manifestaron sentir que el preservativo “les quita” sensibilidad o masculinidad. Y en algunas ocasiones, que cuando toman alcohol “se olvidan” de usarlo cuando tienen una relación.

La licenciada Andrea Gómez, psicóloga miembro del comité de desarrollo de la institución, remarcó que la abundancia de estas expresiones entre los adolescentes “alarma, ya que aún hoy, el conocimiento que los jóvenes tienen sobre el HIV no parece ser suficiente” para inducirlos a tomar actitudes para el cuidado de su salud y la de sus parejas. “Siguen considerando que a ellos no les va a pasar -continúa la psicóloga- y que conocer a la persona con quien se va a tener una relación, de alguna manera, les garantiza el no contagio, concepciones absolutamente erróneas ya que una persona pudo haber contraído ésta u otra infección y no ser consciente de ello porque nunca se realizó el test de HIV ni concurrió a un examen médico”.


Comentarios


Los adolescentes son los que más consultan sobre el sida