Los alquileres en Roca saltaron 35% en el semestre

Un monoambiente está cotizado a partir de los 350 pesos, mientras que una propiedad con un dormitorio puede costar de 400 a 600 pesos. La entrega de viviendas no mejoró prácticamente nada el panorama y crece la demanda.



#

La zona céntrica de Roca es donde más se incrementaron los valores.

ROCA (AR).- El fuerte incremento en el monto de los alquileres que se verificó en el primer semestre del año, sumado a la escasez de ofertas en el mercado inmobiliario local, hicieron que en los últimos meses los roquenses deban pagar abultadas sumas por viviendas que muchas veces no justifican el valor que poseen.

Las cifras no dejan mentir. Según estiman los encargados de las inmobiliarias, el aumento acumulado durante este año oscila entre el 30 y el 35 %, en comparación con el año anterior.

Los entendidos en el tema atribuyen el alza a la presión de la demanda de alquileres, que no pudo descomprimirse a pesar de los nuevos planes de viviendas que se entregaron en los últimos meses. Desde la consultora Bienes Raíces, por caso, comentaron que "sólo a un inquilino (de su cartera de clientes) le tocó casa". El encargado de la firma consideró que posiblemente esto se deba a que muchos de los beneficiarios "vivían con los padres o en casas prestadas por familiares, por eso al irse no se desocuparon demasiadas viviendas".

En este sentido, un empleado de la inmobiliaria Aitué coincidió en que la demanda supera la oferta desde hace varios años. La variación de precios es amplia y depende de la zona de ubicación y las características de la propiedad.

Además, la creciente demanda motiva especulaciones respecto a los costos. Las unidades más chicas, como los monoambientes, son las más solicitadas y las que más aumento experimentaron. Los importes que se exigen actualmente oscilan entre los $350 y los $450, según indicaron. En tanto, las viviendas con un dormitorio se alquilan a partir de $400 y pueden llegar a los $600 o más.

Por eso, en muchos casos, los inquilinos se ven obligados a desplegar incómodas estrategias para que las sumas que pagan por alquiler no afecte tanto el bolsillo. "Las familias se van comprimiendo", aseguraron en una inmobiliaria. Por ejemplo, "hay matrimonios con un hijo, que optan por una vivienda con un solo dormitorio, donde duermen los tres. Hacen esto para pagar menos", explicaron.

En una recorrida por distintas inmobiliarias de esta ciudad, se coincidió en que son los propietarios los que determinan los precios y afirman que el mayor aumento se da cuando se renuevan los contratos. Asimismo, revelaron que la prohibición por ley de la indexación de los alquileres, ha contribuido a la proliferación de los comodatos y a la inclusión de cláusulas de actualización para renegociar los montos durante la vigencia del contrato que, por lo general, se hace por dos años.

Según comentaron, en Roca se da un fenómeno particular con los estudiantes de la Universidad Nacional del Comahue y el IUPA, cuya demanda habitacional motivó la construcción de pequeños edificios o complejos residenciales, que logran abastecer al sector.

Además, observaron que familias oriundas de Neuquén y Cipolletti han comenzado a elegir esta ciudad para instalarse debido a que la consideran más segura y porque los precios aún son menores aquí.

En este contexto, la actitud de los inquilinos es resistir los aumentos mientras sus ingresos se lo permitan. "Si me cambio no sé a dónde voy, me va a salir casi lo mismo y además voy a tener que gastar en la mudanza, el mes de adelanto, no sé si conviene tanto", sostuvo una joven que alquila en el centro de la ciudad, zona en la que se registran las sumas más elevadas.

"Por nuestra parte, nosotros tratamos de conservarlos si son buenos clientes y no matarlos con el precio", aclaró el responsable de otra inmobiliaria local. Por el momento, la situación parece no poder revertirse tan fácilmente y quienes están en el negocio opinaron que la tendencia parece seguir en alza.


Comentarios


Los alquileres en Roca saltaron 35% en el semestre