Los anestesistas cortaron servicios al PAMI

La obra social de los jubilados les debe dos meses y medio, aseguran.



ROCA (AR).- Los jubilados rionegrinos se quedaron sin cobertura para operaciones que impliquen la participación de un médico anestesiólogo. Quienes necesiten la intervención en forma urgente, deberán abonar al especialista por sus propios medios o acudir a un hospital público.

Así lo informó el doctor Luis Román, secretario de la Asociación de Anestesiólogos de la provincia, luego de que se decidiera la suspensión de la prestación a partir de una deuda de dos meses y medio en las partidas del PAMI.

El dinero que reclaman los médicos ronda los 120 mil pesos y, aunque no es una cifra que pudiera ser considerada importante, como en anteriores reclamos, desde la asociación de Anestesiólogos no quieren que se acumule hasta que sea imposible de pagar.

En total, Río Negro cuenta con 50 anestesiólogos que cubren la demanda del sector y que se reparten en toda la provincia. Además, tienen un convenio con Salud Pública provincial para realizar prestaciones en hospitales que no cuentan con personal capacitado para asistir una operación.

En los últimos años, las suspensiones de servicios o de atención a usuarios de PAMI en Río Negro se ha vuelto una práctica habitual. Ya sea porque desde la casa central no se envían las partidas o por problemas particulares de la sucursal provincial, los atrasos en los pagos a los médicos o a las clínicas privadas generalmente terminan en un corte en las prestaciones, generando saturaciones en el sistema de Salud Pública y serios inconvenientes a enfermos graves.

"Esto es una vieja historia. Antes, Feclir y Federación Médica -las dos federaciones provinciales que actuaban como gerenciadoras- cobraban una cápita al PAMI y de allí nos pagaban a nosotros por prestación. En septiembre de 2001, por atraso importante por parte del PAMI con las gerenciadoras, decidimos suspender los servicios. Esa suspensión llego a mayo del 2002. Igual que ahora, no hubo respuesta de nadie", indicó Román.

Intentando explicar el camino que se transitó desde aquella medida de fuerza que se prolongó por 8 meses, el médico comentó que en 2002 se comenzó a trabajar con contratos directos, y que la regional 27 directamente se hacía cargo de pagar las prestaciones, sin recurrir a l casa central.

"Las clínicas y los médicos acordábamos los valores, se presentaban las facturas y, a los 30 días, se cobraba. Ese sistema se cumplió bastante bien hasta diciembre de 2002, cuando nuevamente tuvimos que cortar los servicios porque no queríamos acumular deuda".

Finalmente, en marzo de 2003 se pagó lo adeudado y durante todo el año se cumplió con el convenio. "En diciembre, cuando tenían que pagar noviembre, volvieron a lo atrasos de siempre. Con una semana de anticipación, notificamos que íbamos a esperar hasta el viernes pasado, y si no había soluciones, suspenderíamos el servicio", explicó Román.

 

Los aranceles

 

Los aranceles que cobra un anestesiólogo tienen topes máximos y mínimos. Actualmente, el promedio da una cifra cercana a los 250 pesos por cada intervención y, de no solucionarse el conflicto, los pacientes tendrán dos opciones: pagar del propio bolsillo, algo alejado de la realidad de la mayoría de los 35 mil jubilados de la provincia; o acudir a un hospital público, que se verán rápidamente saturados por la demanda.

"Diciembre no está vencido todavía, pero no podemos seguir acumulando deuda. Las clínicas hicieron eso y están pagando las consecuencias", sostuvo el representante de la asociación.

"Hasta el momento, desde la regional 27, que está a cargo del doctor Aldo Iriarte, no hemos tenido ningún tipo de respuesta, por lo que se mantendrá la medida", añadió.


Comentarios


Los anestesistas cortaron servicios al PAMI