Los 'aussies' calientan la serie




Australia tiene un espina clavada en la Copa Davis y se llama Argentina. Los "aussies" prometieron ayer una guerra sin cuartel a David Nalbandian, Guillermo Coria y compañía cuando visiten Sydney en julio en los cuartos de final. Al menos, eso dejaron en claro con algunas declaraciones.

La serie en Buenos Aires en 2002 no se olvidó en Australia, que sólo tiene malos recuerdos de aquella eliminatoria.

Lleyton Hewitt estuvo ausente por varicela; Philippoussis, lesionado; la cancha de arcilla "más lenta del mundo", y una derrota por 5-0, un resultado que no cosechaban desde 1992.

"Les daremos todo lo que les disguste, tanto como tuvimos nosotros cuando estuvimos allí", prometió Todd Woodbridge.

El veterano jugador perdió el dobles con Wayne Arthurs ante Lucas Arnold y Guillermo Cañas, por 10-8 en el quinto set.

Woodbridge es el más belicoso de los "aussies" a la hora de prometer "venganza". El veterano doblista tiene un amargo recuerdo especialmente de la superficie.

"Fue la arcilla más húmeda en la que jamás jugué. Llovió torrencialmente, no cubrieron la pista y jugamos sólo una hora y media después. Eso se lo vamos a devolver", aseguró.


Comentarios


Los 'aussies' calientan la serie