Los bancos presionaron e hicieron peligrar el canje de deuda



El canje de deuda, que se cerró por un monto superior a los 50 mil millones de dólares, cifra considerada por el Gobierno como un "éxito", peligró el viernes cuando varios bancos extranjeros ejercieron presiones y se negaran a ofrecer la indemnidad solicitada por el agente fiduciario ante eventuales juicios futuros por parte de tenedores de bonos.

Estas negociaciones, que se suscitaron el viernes entre Economía, la Caja de Valores y los bancos organizadores de la operación, se tensaron al máximo cuando las entidades se negaron a aportar el monto comprometido para la conformación de un fideicomiso ( 300 millones) con el Gobierno, cuyo único fin era afrontar eventuales acciones legales resultantes del canje.

Originalmente el cierre estaba previsto para las 16 y finalmente se ingresaron posturas hasta las 21. Con el transcurrir de los minutos, la cuerda se tensaba, al punto tal que los bancos presentaron por nota ante el Ministerio de Economía que sólo aportarían 100 millones de los 150 comprometidos para la conformación del fideicomiso, que reaseguraba a la Caja de Valores ante eventuales juicios. Así fue como las entidades indicaban que los restantes 50 millones de su mitad los aportara la Caja de Valores, algo que fue tajantemente rechazado por los letrados de la entidad bursátil, que a su vez amenazaron con desistir de ser agentes fiduciarios.

La embestida final fue comandada por Emilio Cárdenas, ejecutivo del HSBC Bank, sin la anuencia de Escasany, quien - "no estaba de acuerdo en presionar a último momento, ya que se ponía en riesgo la operación más importante que enfrentaba el país". (Télam).-


Comentarios


Los bancos presionaron e hicieron peligrar el canje de deuda