Los brasileños aumentan este año un 11% su cosecha de manzanas

El socio mayor del Mercosur triplicó su cosecha de manzanas en relación con su última campaña, según las estadísticas que difundió el vecino país el mes pasado.



Apenas semanas atrás, una información sacudió a los productores de la región: el Brasil daba a conocer que su producción de manzanas alcanzará esta temporada las 805.000 toneladas, es decir un 11% más si se la compara con los niveles del año anterior.

Las estadísticas dadas a conocer por el socio mayor del siempre polémico Mercosur destacan que el aumento de la fruta de carozo se ha casi triplicado en relación con la última campaña, mientras que la producción de uva de mesa superó un 12% los niveles de la temporada anterior.

Teniendo en cuenta esta mayor oferta local, la falta de reacción en el consumo del vecino país, las mermas en la producción valletana -ver las dos páginas anteriores- y los problemas de cobro existentes con los importadores no hacen más que asegurar una inminente caída de las exportaciones de manzanas argentinas hacia el Brasil para esta temporada.

Las consultas realizadas por la sección "Producción y Economía" de este diario a los distintos operadores de la región no hicieron más que registrar presagios de una leve merma de las ventas, del orden del 5% respecto del año anterior, en especial cuando se analiza el primer semestre del año. En otras palabras, y más claro: algo más de 100.000 cajas de manzanas argentinas podrían no ingresar esta temporada a ese mercado.

Por otro lado, la calidad de la oferta brasileña es uno de los puntos que preocupan a los empresarios brasileños.

Los programas de exportaciones para esta temporada preveían colocaciones externas superiores a las 60.000 toneladas, pero por la mala calidad obtenida, estas proyecciones fueron corregidas a valores entre 20.000 y 30.000 toneladas.

En definitiva, el primer semestre del año se presenta muy complicado para la oferta argentina en este mercado, esperándose algún tipo de reacción en la última parte del año.

El Brasil es uno de los principales mercados para la fruta regional.

Durante 1999 absorbió cerca del 30% de la oferta exportable, ultramar (Estados Unidos y Europa) concentró el 65% de las compras regionales que se destinaron hacia el exterior.

Teniendo en cuenta los 5,4 millones de cajas que exportó la región en 1995, durante el período 1996/1999 el Brasil dejó de importar cerca de 4 millones de bultos de manzanas, lo que significa una pérdida de facturación para las empresas de la región del orden de los 37 millones de dólares.

¿Cuáles fueron las variables que determinaron esta importante caída del comercio para la manzana valletana?

Según Javier Lojo, periodista especializado de este diario, son tres:

• El significativo crecimiento de la oferta local. La producción de manzanas del vecino país creció cerca del 150% desde inicios de la década del "90 y más de 10 veces desde el "80.

• Las variedades poco atractivas que puede ofrecer el Valle. Más del 90% de las manzanas brasileñas corresponden a "nuevas variedades", como es el caso de la Fuji y la Gala, mientras que el cuadro del Valle es totalmente inverso; más del 90% corresponden a variedades tradicionales.

• La fuerte devaluación que sufrió el real hacia principios de año, al pasar de 1,21 por dólar a 1,78 que cotiza en la actualidad. La devaluación fue del 47% y la pérdida de competitividad de las frutas argentinas en ese mercado alcanzó en promedio el 30% .

Otro de los puntos complicados es el sanitario. Frente al aumento de los niveles de carpocapsa que presenta la región del Valle, los agentes sanitarios brasileños en frontera incrementarán los controles sobre la fruta argentina. "Debemos cuidar la sanidad de nuestra producción y es por ello que exigiremos mayores controles", sentenció en comunicación telefónica un dirigente de la Asociación Brasileña de Productores de Manzana (ABPM), ante una consulta de este medio.

No sólo esta medida va a hacer más "pesado" el mercado para la fruta argentina.

Estados Unidos volvió a otorgar créditos, a una tasa promedio del 6% anual, para los importadores brasileños que compren manzana norteamericana. Y ésta es una ventaja con la que no cuentan los empresarios argentinos.


Comentarios


Los brasileños aumentan este año un 11% su cosecha de manzanas