Los cables son “chusmerío de baja estofa”, dijo Taiana

El ex canciller consideró que la filtración de documentos clasificados es “un golpe al prestigio de EE.UU” que le traerá “consecuencias políticas”. Sobre la información sobre su relación con Montoneros dijo es “una infamia y una canallada”.



El ex canciller Jorge Taiana calificó hoy de "chusmerío de baja estofa" la documentación que intercambió el Departamento de Estado de Estados Unidos con sus embajadas y definió como una "infamia y una canallada" la información que le atribuyó supuesta responsabilidad en un atentado con bomba ocurrido en Buenos Aires en julio de 1975.

A juicio del canciller durante la administración de Néstor Kirchner y parte del gobierno de Cristina Fernández, la filtración masiva de documentación clasificada es "un golpe al prestigio de los Estados Unidos" que le traerá "consecuencias políticas", especialmente, con aquellos países con los que tiene "relaciones cordiales o maduras".

"Es una sorpresa lo que podríamos llamar el bajo profesionalismo y el carácter casi de chisme, de información presunta o de cosas de correveidile que tiene esa parte de la información. Lo que sorprende es la falta de seriedad con la que está relevada o manejada buena parte" de los datos filtrados por la prensa, afirmó Taiana.

En declaraciones a radio Continental, el ex jefe de la diplomacia argentina consideró un "conjunto de presunciones y chusmerío de baja estofa" la que intercambiaron el Departamento de Estado y varias de sus representaciones diplomáticas.

"Si esa es la base de una política no es una buena noticia para el mundo", deslizó.

En el plano personal, Taiana se refirió al informe que la embajada norteamericana en la Argentina envió en su momento sobre "la relación de Taiana (entonces ministro de Asuntos Exteriores argentino) con los Montoneros e información adicional sobre su supuesta participación en el atentado con bomba contra un bar en julio de 1975".

"Hay varias informaciones que me mencionan sobre una serie de actividades, pero sobre todo hay una que es la prueba de irresponsabilidad con que se maneja esa información y que es una particular infamia: la que se me señala a mí como autor de un atentado que hubo en Buenos Aires el 4, 5 de julio del "75, exactamente cuando yo llevaba más de una semana detenido, incomunicado y torturado", subrayó.

El ex canciller sostuvo que ese dato "desde el punto de vista personal, parece una tomadura de pelo de mal gusto. En esos días yo era víctima de la violación de los más elementales derechos humanos y atribuírseme semejante cosa es una infamia y una canallada".

"Cualquiera sabe cuál fue la fecha de mi detención, es pública y está en todos los periódicos", añadió.

Para Taiana, "haber utilizado esa información, que acá fue divulgada por círculos ligados a la dictadura militar, y manejarla me parece también una muestra de la falta de profesionalismo con que se han manejado estas cosas".

El ex ministro insistió en que la filtración de esa documentación, "nada menos que de la principal potencia económico y militar del mundo", tiene "algunas consecuencias inmediatas evidentes como la perdida de confianza en una de las herramientas esenciales de la diplomacia que ha sido la discreción y la reserva".

"Eso quizás va a afectar las formas en el futuro, en que se desarrollen las relaciones diplomáticas", finalizó.

Agencia DyN


Comentarios


Los cables son “chusmerío de baja estofa”, dijo Taiana